•  |
  •  |
  • END

El Vicepresidente de la República, Jaime Morales Carazo, dijo ayer no entender de qué libertad está hablando la oposición al anunciar una amnistía para alguien como el ex mandatario Arnoldo Alemán cuando éste circula tranquilamente por todo el país y que la diferencia respecto de los demás nicaragüenses es que no puede salir al exterior.

“Alguien que tiene el país como cárcel es una persona libre, la única restricción es la de viajar hacia el exterior. Ahora, la aprobación de una amnistía tendrá sus consecuencias tanto dentro como fuera del país, recordemos que las amnistías se aplican a los delitos relacionados con la política, y ése no es el caso del doctor Alemán”, explicó.

Morales Carazo recordó que la situación del ex mandatario Alemán tiene que ver con asuntos penales, mismos que se han ventilado ampliamente en los juzgados, y en su caso, por tanto, lo que queda es hablar de indulto y no de amnistía, puesto que sería algo inédito en la historia jurídica se le otorgue la libertad a alguien asociado a delitos comunes, más aún cuando el proceso que se le está llevando es conocido por la población.

No es tan fácil aprobar una amnistía
A su criterio, una amnistía no será aprobada con la facilidad que muchos parlamentarios creen, añadiendo que aquí lo único que cabe es lo establecido por la ley, que el indiciado continúe con su defensa y si tiene un buen abogado que lo defienda, mejor para él, aunque no se deben de perder de vista los argumentos en su contra.

Por otro lado, sostuvo que el ex mandatario Arnoldo Alemán tiene otro gran problema con la justicia en Panamá, que igualmente debe enfrentarlo jurídicamente en el campo de delitos comunes y conexos, “la verdad es quien únicamente está tratando este tema es el señor Alemán, yo no tengo conocimiento de que Eduardo Montealegre o Enrique Bolaños estén pujando por una amnistía que beneficie a políticos con problemas con la justicia”, subrayó.