Leyla Jarquín
  •  |
  •  |
  • END

Una vez más, el ex alcalde de Managua, Dionisio Marenco, resultó vencedor en una encuesta de opinión pública, pues un 48.9 por ciento de los nicaragüenses opinó favorablemente sobre él, mientras que el presidente Daniel Ortega, el ex mandatario Arnoldo Alemán y el diputado de oposición Eduardo Montealegre obtuvieron el 46.7, 58 y 46.8 por ciento de opinión desfavorable, respectivamente, según reveló la encuestadora Borge y Asociados, y que fue facilitada a END.

La encuesta nacional de opinión pública se realizó a 1,008 personas del 10 al 15 de marzo de 2010, donde en contraste con la opinión desfavorable, Ortega, Alemán y Montealegre obtuvieron un 43.7, 32.4 y 41.1 de opinión favorable, respectivamente. En el caso de Marenco, la opinión desfavorable sobre él es de 28.6 por ciento.

Nicaragua entre dos caudillos

La encuesta se realizó a nivel nacional, y constató que Daniel Ortega y Arnoldo Alemán no fueron desconocidos por ninguno de los nicaragüenses encuestados; sin embargo, Eduardo Montealegre con un 0.4 por ciento, el diputado liberal Francisco Aguirre Sacasa con un 33.6 por ciento, Dionisio Marenco con un 7.8 por ciento, la diputada liberal María Dolores Alemán con un 13.7 por ciento, el también diputado liberal Wilfredo Navarro con un 12 por ciento, el ex candidato presidencial Edmundo Jarquín con un 9.5 por ciento y el ex aspirante a la Presidencia, Noel Vidaurre, con un 19.2 por ciento, sí fueron desconocidos por los consultados.

Otros desconocidos fueron los dirigentes del Movimiento por Nicaragua Violeta Granera y Carlos Tünnermann con un 48.7 y 47.5 por ciento, respectivamente; el ex embajador de Nicaragua en Estados Unidos, Arturo Cruz, con un 58.6 por ciento, y el filósofo y analista político, Alejandro Serrano Caldera, con un 57.1 por ciento.

No obstante, Jarquín, Vidaurre, Granera, Tunnerman y Serrano Caldera puntearon con 34.1, 20.6, 13.7, 17.9 y 10.1 por ciento, respectivamente.

“Estamos peor”

Alrededor de un 41.6 por ciento de los encuestados opinó que durante el gobierno del presidente Ortega la situación de sus familiares ha empeorado, pero los porcentajes aumentan o disminuyen según la región de residencia de éstos.

En la capital, un 22.6 por ciento dice que es mejor, un 33.7 por ciento cree que es igual, y un 41.7 por ciento considera que es peor. Mientras, en el Pacífico Sur la opción “mejor”, “igual” y “peor” obtuvieron un 16.1, 39.6 y 42.7 por ciento, respectivamente.

En el Pacífico Norte, un 20 por ciento dijo “mejor”, un 43.3 por ciento, “igual”, y un 34.4 por ciento, “peor”. En el Norte, un 28.3 por ciento cree que “mejor”, un 33.9 por ciento que “igual” y un 33.9 por ciento que “peor”.

En el centro, las opciones “mejor”, “igual” y “peor” obtuvieron un 14.9, 28 y 56 por ciento, respectivamente. La encuesta concluye que en el sector rural, un 21.7 calificó de “mejor” la situación de sus familias, un 40 por ciento de “igual”, y un 36.1 por ciento de “peor”. En el sector urbano la situación es contraria, pues un 19.8 cree que es “mejor”, un 32.2 por ciento que “igual” y un 45.8 por ciento que “peor”.