•  |
  •  |
  • END

El magistrado del Consejo Supremo Electoral (CSE), José Luis Villavicencio, solicitó a los diputados ante la Asamblea Nacional aprobar lo antes posible el Presupuesto General de la República (PGR), debido a que esto “constituye una gran limitante en un año de elecciones”.

“Debo pedirle a mis hermanos diputados que aprueben lo antes posible el PGR”, expresó el magistrado luego de inaugurar la primera etapa del censo nacional dirigido a personas con discapacidad.

En el Presupuesto General de la República de 2008 enviado por el presidente Daniel Ortega y que entró en vigencia este año, están asignados 635 millones de córdobas para el CSE, 414 de los cuales serán para financiar las elecciones municipales del dos de noviembre.

“Necesitamos presupuesto electoral para funcionar en febrero, porque ya estamos en un año electoral”, expresó. Los magistrados del CSE solicitaron 480 millones de córdobas sólo para las elecciones municipales.

Visita al Caribe
Villavicencio aseguró que este mes todos los magistrados del CSE visitarán el Caribe Norte para verificar si existen las posibilidades de realizar las elecciones municipales, pues miembros del Frente Sandinista han propuesto que se suspendan en esa zona del país mientras la población se recupera de los daños ocasionados por el huracán Félix.

“Iremos a verificar la viabilidad, todavía el CSE no ha resuelto nada”, expresó Villavicencio cuando fue consultado sobre las probabilidades de que no se realicen las elecciones municipales en ocho municipios de la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN).

En octubre pasado, los alcaldes de ocho municipios de la RAAN acordaron cabildear en la Asamblea Nacional y el CSE para suspender las elecciones. Igual opinión expresó el diputado aliado del Frente Sandinista, Brooklyn Rivera, quien considera que cinco municipios de esa zona del país, entre ellos Puerto Cabezas, Waspam, Sandy Bay y Cabo Gracias a Dios, no cuentan con las condiciones para que se efectúen los comicios.

Según la Ley Electoral, los partidos son obligados a participar en todas las elecciones en los 153 municipios del país y a inscribir candidatos en el 80 por ciento de estos municipios.