Ary Pantoja
  •  |
  •  |
  • END

Los convencionales del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, en Miami Sur, solicitaron a funcionarios del Departamento de Estado de Estados Unidos, “apoyar” la unidad de los liberales en Nicaragua con miras a las elecciones municipales de noviembre próximo, pero al margen del presidente honorario de este partido, Arnoldo Alemán.

Desde Miami, Róger Castaño, convencional y presidente de la Comisión Electoral del PLC en aquella ciudad, confirmó el encuentro con funcionarios del gobierno norteamericano para exponerles la situación política por la que atraviesa Nicaragua, y la posibilidad de que los liberales sufran una nueva derrota electoral si se presentan separados a los comicios municipales.

Castaño se ha convertido en uno de los mayores críticos de Alemán, por el pacto que éste mantiene con el Frente Sandinista a través de Daniel Ortega, su Secretario General y Presidente de la República.

Es por ello, que pidieron el apoyo a los personeros del Departamento de Estado a fin de lograr la unidad sin Alemán, a quien en Miami señalan de ser el responsable de la debacle del PLC en particular, y del liberalismo en general.

“Lo que queremos es que la Embajada Americana (en Managua) sea más activa (a favor de la oposición). Siempre vemos a Paul Trivelli (embajador saliente) en todas las actividades partidarias de Daniel Ortega, y eso es mensaje negativo para la democracia”, dijo Castaño.

Reunión clave a llegada de “halcón”

La reunión de los liberales en Estados Unidos se da en un momento clave previo a la llegada a Nicaragua del nuevo embajador norteamericano, Robert J. Callahan --un “halcón” de la Era Reagan--, de quien se presume trae la difícil tarea de unificar a la oposición para propiciar la derrota del Frente Sandinista en noviembre próximo.

Hace dos semanas, Castaño participó de una reunión en Managua del Comité Ejecutivo Nacional, CEN del PLC. En esa ocasión, los convencionales de Miami cuestionaron fuertemente la decisión de Alemán de separar en dos el capítulo del PLC en aquella ciudad del estado de Florida, por lo que Miami quedó dividida en Miami Sur y Miami Norte, dejando dos convencionales a cada una.

En su momento, Castaño dijo que Miami Norte es leal a Alemán, sin embargo, la acusación fue negada por Agustín Alemán, presidente de la Comisión Nacional Electoral del PLC, quien argumentó que la división obedece a una demanda de los dirigentes liberales en Estados Unidos.

Antes de regresar a Miami, las discrepancias llevaron a Castaño y a otros dirigentes a reunirse con funcionarios de la Embajada de Estados Unidos en Managua, a quienes expusieron la situación, y solicitaron la reunión con los personeros del Departamento de Estado, encuentro que tuvo lugar la semana pasada.

Téller: Respetamos su posición
Sin mayores comentarios, el vocero del PLC, Leonel Téller, dijo que respetan la opinión de sus correligionarios en Miami.

“Somos demócratas y respetamos la opinión de los dos convencionales de Miami, a pesar de sus errores en la conducción del partido en aquella ciudad”, comentó escuetamente Téller, sin entrar en mayores detalles al respecto.