•   LIMA  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El líder indígena peruano Alberto Pizango fue detenido hoy por la Policía en el aeropuerto internacional de Lima, al descender del avión de la aerolínea Copa que lo trasladaba desde Nicaragua, donde vivió asilado los últimos 11 meses, informó su abogado Marco Barreto. "Pizango fue detenido en el control migratorio del aeropuerto de donde ha sido trasladado a la sede de requisitorias de la Policía judicial", indicó el abogado.

El dirigente, de 46 años, fue arrestado por existir una orden de detención de un juzgado local que lo acusa de los delitos de sedición, conspiración y rebelión por dirigir las protestas en la amazonia que dejaron 34 muertos en junio pasado. Pizango, líder de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana, comparecerá mañana ante una sala judicial.

En el aeropuerto lo esperaron en vano simpatizantes y detractores, estos últimos formados por familiares de 24 Policías muertos en las violentas protestas amazónicas de Bagua, noreste de Perú. Unos veinte simpatizantes lanzaron gritos de "Pizango amigo, el pueblo está contigo", al tiempo que reclamaron a la justicia la revocatoria de la orden de detención por una orden de comparecencia.

Ortega mal informado
El canciller peruano, José García Belaunde, justificó la detención del dirigente amazónico y rechazó las declaraciones del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, en las que éste indicaba que la vida de Pizango corría peligro en Perú. "(Ortega) está muy mal informado. Este es un país democrático, donde todas las personas son iguales ante la ley. El señor Pizango tiene demandas judiciales y tendrá que responder como cualquier ciudadano", señaló a periodistas el jefe de la diplomacia peruana.

Más temprano, el presidente Alan García, manifestó no ser "ni fiscal ni juez", en respuesta a un pedido la víspera de Ortega, de que el líder indígena no fuera encarcelado. "El señor Pizango estará más seguro aquí. Aquí se respetarán los derechos, y esos son temas que sólo el Poder Judicial puede tratar. No soy ni fiscal ni juez para determinar la situación procesal de una persona", afirmó a la prensa el mandatario.

"No conozco con exactitud las palabras del presidente Ortega, pero creo que (Pizango) está más seguro acá que allá. Aquí hay democracia auténtica, independencia plena del poder judicial, no hay ningún ánimo dictatorial ni mesiánico, y sobre todo las condiciones económicas y de alimentación son mejores aquí que allá", aseveró García.

Ortega pidió ayer a García que Pizango no fuese encarcelado. "Le solicito al presidente Alan García, que ahora que regrese Alberto Pizango, le respeten la integridad física, que no lo encarcelen y que lo dejen librar su lucha", demandó Ortega en Managua, al despedir a Pizango durante un acto público en Managua.

Pizango había anunciado ayer que renunciaba a su asilo en Managua y que retornaba a Perú. "He tomado la decisión de volver a mi país porque creo que ya esperé demasiado y hago este sacrificio enorme, que me ha costado y me cuesta", expresó.

Las protestas de Bagua ocurrieron en rechazo a una decisión del gobierno de autorizar a compañías extranjeras a explotar los recursos naturales de la selva, sin consultar a los indígenas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus