•  |
  •  |
  • END

Los obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, CEN, monseñores René Sándigo y Jorge Solórzano, lamentaron ayer la crisis institucional, y reiteraron estar preocupados porque consideran que es “imposible que una sociedad marche cuando las instituciones no están trabajando correctamente”.

Los altos jerarcas de la Iglesia Católica estuvieron reunidos desde el martes en el Casa Pastoral “La Cartuja”, de Matagalpa, donde ayer llegó a visitarlos el director ejecutivo de Ética y Transparencia, Roberto Courtney.

Monseñor Solórzano dijo que reza todos los días a Dios y a la Virgen María para que los políticos trabajen realmente por la ciudadanía y por el bien común.

En relación con el interés del presidente Daniel Ortega de mantenerse en el poder, dijo que no es correcto enamorarse del poder, porque la historia le ha demostrado a la humanidad que “eso no es bueno”.

Llama a reflexionar a Ortega

En ese sentido, hizo un llamado a la reflexión al presidente Ortega, para que busque la paz y el bien común, pero también dijo que era un llamado general a todos los nicaragüenses. Expresó que tiene fe de que el Evangelio va a iluminar la realidad nacional.

“El Evangelio no está ajeno a nuestro pueblo, está cercano, somos una Iglesia que comparte los sufrimientos, las alegrías y las penas de nuestro pueblo”, expresó el ahora obispo de Granada y Administrado Apostólico de Matagalpa.

Aseguró que siempre ora para que “el Evangelio penetre en el corazón de los políticos, de los jóvenes y de las familias”, porque “aunque vivimos en un continente cristiano, también hay contradicciones por las enormes injusticias y pobreza”.

“Si un político, un joven o una familia dice que es católica, tiene que vivir conforme y comportarse conforme a lo que cree”, agregó.

“Nicaragua está momentos muy difíciles”

Por su parte, el Secretario de la CEN y Obispo de Chontales, monseñor René Sándigo, reconoció que el país está en un momento muy difícil, porque hay conflicto entre las instituciones, y consideró que esto afecta a todo el país.

“Tenemos la esperanza de que la crisis institucional se supere, porque es imposible que una sociedad marche cuando las instituciones no están trabajando correctamente”, manifestó monseñor Sándigo, agregando que hemos vencido peores situaciones.

En relación a la insistencia del presidente Ortega de mantenerse en el poder, el obispo de Chontales sólo espera que respete la Constitución Política y las leyes.

“Ojala que haya respeto a la Constitución, y esto está en manos de las instituciones respectivas”, concluyó Sándigo.

En la reunión ordinaria que realizan los obispos cada dos meses en cualquier parte del país, estuvieron presentes también el Obispo Auxiliar de Managua, monseñor Silvio Báez; el Nuncio Apostólico, representante del Papa en Nicaragua, Henryk Józef Nowacki; el Arzobispo de Managua y Presidente de la CEN, Leopoldo Brenes, y también el ahora obispo emérito Bernard Hombach.