•  |
  •  |
  • END

Una treintena de los 70 jóvenes que fueron expulsados de la UCA por cuestiones políticas a finales de la década de los 60 e inicios de los 70 del siglo pasado, recibieron con beneplácito la reconciliación histórica que llevaron a cabo las autoridades de ese centro de estudios.

El acto de reconciliación, que vino a convertirse en un ejemplo para algunas organizaciones políticas del país y para muchos sectores del pueblo nicaragüense, se realizó en el auditorio “Xavier Gorostiaga” la noche de este jueves 10 de junio, en el contexto de las celebraciones del 50 aniversario de fundación de la UCA.

La rectificación histórica estuvo a cargo de la rectora de la UCA, doctora Mayra Luz Pérez, quien en su disertación dijo que el acto fue de redención institucional y recordó que “es la primera vez que estamos reunidos en la UCA con personas que habían sido expulsadas” de esa universidad.

País necesita reencuentro

La máxima autoridad universitaria en declaraciones a EL NUEVO DIARIO dijo que “hemos querido propiciar un encuentro con aquellos estudiantes, profesores y trabajadores administrativos de la universidad que, en un momento de la historia institucional, fueron excluidos de esta comunidad educativa”.

“Y las razones, como todos sabemos, fueron de orden político. Estamos en un momento que el país necesita el reencuentro, necesita la mirada compartida, necesita sentar las bases para buscar un futuro que le permita trascender toda la problemática que en la actualidad tiene y fundamentalmente la pobreza que inhibe la voluntad así como las iniciativas para tomar determinadas acciones”.

Broche a expulsados

La UCA “con una mirada positiva y abierta pide a estas personas un perdón y una vuelta hacia nosotros mismos con el objetivo de pensar en Nicaragua y lo cual esto viene siendo un gesto que nosotros le proponemos al país”.

La doctora Pérez dijo que “pueden ser unos 70 que fueron expulsados, pero indudablemente muchos de ellos están fuera del país, otros han muerto y otros no fue posible localizarlos”. Además, hay trabajadores administrativos y algunos profesores que también fueron expulsados de la UCA en esa época.

En el acto la rectora colocó un broche metálico a cada uno de los expulsados que acudieron al llamado.

Ex Secretario General del CEUUCA

César Aróstegui, quien era el Secretario General del Centro Estudiantil Universitario (Ceuuca) en la época de las expulsiones, dijo que la acción que ejecutaron las autoridades universitarias “fue la culminación de un proceso que arranca con las jornadas del movimiento estudiantil que viéndolo cuarenta años hacia atrás, pues es más fácil sinterizarlos”.

“Los estudiantes exigían participar con propuestas estatutarias, de reformas sobre las propuestas de estudios, reformas curriculares que venían de una forma vertical por parte de las autoridades universitarias”. “También exigíamos una proyección social de la UCA”, dijo Aróstegui quien habló en el acto a nombre de los expulsados de la universidad.

En su intervención Aróstegui expresó: “hemos venido a este acto con regocijo, con entusiasmo, con optimismo y sobre todo con mucha esperanza” y como diría el filósofo español Fernando Savater, “hemos venido despojados de paternalismo o maternalismo trasnochados y con deseos de compartir nuestra experiencia en la historia de la UCA en espíritu de fraternidad, sin resentimientos ni rencores de ninguna especie”.

Homenaje a Julio Buitrago

Aróstegui rindió homenaje a la memoria de Julio Buitrago, Casimiro Sotelo, David Tejada, Carlos Agüero, Claudia Chamorro, entre otros “porque sin ellos no hubiese sido posible las jornadas que hoy recordamos de los años 68 al 70 que culminan con la expulsión de los estudiantes que hoy nos reencontramos con el alma mater”.

También en su remembranza hizo mención a William Hüpper quien fue Secretario de Cultura del Ceuuca; Nora Astorga en la facultad de Derecho, Carlos Sáenz y Alfonso García, al tiempo que recordó la forma como “nos encrespó en los terrenos de la UCA, el coronel GN, Luis Ocón, juez de Policía de Managua”.

Los estudiantes de la época se enfrentaron al coronel Ocón con la frente en alto y sin utilizar pasamontañas, que a juicio de Aróstegui ocultan identidades delincuenciales.

También intervino el doctor Francisco Báez quien hizo referencia a las luchas del movimiento estudiantil de la UCA durante el período de 1966 a 1971 en el combate contra la dictadura somocista, así como el papel que llevó a cabo la universidad durante lo que fue la época revolucionaria en Nicaragua en la década de los ochenta.

Róger Cerda y un capítulo de la historia

Róger Cerda dijo a END que a él lo expulsaron de la UCA en 1969 y “precisamente el acta de expulsión se firmó el 17 de julio de ese año. Esto fue a raíz de que un compañero de nosotros, que había sido presidente de la Asociación de Estudiantes de Derecho, estaba integrado a la lucha revolucionaria y su casa de seguridad ubicada por las Delicias del Volga fue atacada por la GN. Este fue Julio Buitrago, quien solo se enfrentó a unos 200 guardias nacionales y tanquetas”.

Ese mismo día en las cercanías de Santo Domingo, la GN atacó otra casa de seguridad y mató a cinco jóvenes, entre ellos uno que era hermano de un compañero de clases “de nosotros y así nosotros sentimos en la Facultad de Derecho de la UCA que había una pena de muerte de facto contra los líderes estudiantiles”.

En señal de protesta “le exigimos a las autoridades universitarias que por la vinculación que tenían con el presidente Anastasio Somoza Debayle, entregaran el cadáver de Julio Buitrago y de los otros compañeros muertos por la GN y respetaran la integridad física de Doris Tijerino y Gloria Campos Traña”.

La UCA de León Pallais

Las autoridades universitarias se negaron por lo que “nosotros nos tomamos la universidad en protesta. El entonces rector de la UCA, León Pallais --quien era primo de Somoza-- tuvo una actitud negativa, lo cual radicalizó la situación y “en esas circunstancias las autoridades de la universidad decidieron expulsarme de la UCA”, dijo.

La invocación al Altísimo estuvo a cargo del vicerrector general de la UCA, el padre Silvio Avilés, quien hizo referencia al espíritu de reconciliación y agregó que “luego de tantos años nos encontramos nuevamente reunidos aquí --en la UCA-- con personas a las que una vez les cerramos las puertas”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus