•  |
  •  |
  • END

Las presiones del Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, sobre el diputado Agustín Jarquín Anaya, salieron a relucir ayer para evitar que el legislador, en su calidad de presidente de la Comisión de Población, Desarrollo y Municipios de la Asamblea Nacional, continúe ventilando una investigación en torno a las destituciones de alcaldes de diversos municipios del país.

Pese a que el diputado Jarquín --aliado del FSLN por la Convergencia Nacional-- negó tales presiones, el jefe de la bancada, Edwin Castro Rivera, dijo que se reunió con Jarquín la tarde del lunes para señalarle “el peligro que representa el hecho de que una instancia nacional (el Parlamento) se meta en los asuntos de la autonomía municipal”.

Ahora defienden autonomía

“Ayer (el lunes) hablamos con el ingeniero Jarquín y (le dijimos que) es peligroso que los órganos nacionales nos inmiscuyamos en las autonomías municipales, y por eso se llaman autonomías municipales”, señaló Castro, para luego añadir que “ahí (en el caso de las destituciones) ha habido unas decisiones mayoritarias de Concejos, no de un partido, sino de varios partidos juntos”.

“O vamos a respetar la autonomía municipal o vamos a intervenir los órganos de la nación (y) la posición de la bancada (del FSLN) es que vamos a respetar la autonomía municipal”, expresó Castro.

Jarquín niega conversación

Por su parte, el presidente de la Comisión de Población, Desarrollo y Municipios de la Asamblea Nacional, negó la existencia de la conversación con su colega Edwin Castro, y más bien reiteró que la investigación que realiza la comisión legislativa “continúa con expediente abierto”.

“Esa plática que dice Edwin no la hemos tenido. Yo, ayer (el lunes) en la bancada informé del caso, en el sentido de que estamos realizando estas indagaciones en la competencia de la comisión, respetando por supuesto las autonomías de las alcaldías, pero no ha habido un señalamiento al respecto, y el expediente está abierto”, enfatizó Jarquín.

“Creemos que (en el caso de las destituciones de alcaldes) debe de procederse con el debido proceso para la estabilidad misma de las municipalidades y para el fortalecimiento de las mismas autonomías locales, donde las autoridades locales y todos nos debemos a la ley”, reiteró.

Jarquín insistió en que ha solicitado al Consejo Supremo Electoral, CSE, copia de los expedientes de destitución de los alcaldes de Ciudad Sandino, Roberto Somoza; de la vicealcaldesa de ese municipio, Juan Cuarezma; y de los alcaldes de Jinotepe, Leonel Rojas, y de Dolores, Yáder Ramos; así como el del ex alcalde de Wiwilí, Octavio Ramos.

Según Jarquín, las indagaciones continuarán hasta que la Comisión de Población, Desarrollo y Municipios del Parlamento se reúna en pleno y, con la mayoría de sus miembros, se decida si continúan las investigaciones o no. De momento, dijo, la comisión no ha podido reunirse para abordar el tema.

Jarquín se reunió el lunes bilateralmente con los alcaldes destituidos de Jinotepe y de Dolores, ambos, municipios del departamento de Carazo. Un grupo de líderes sandinistas del municipio de Ciudad Sandino también se reunió con Jarquín.