•  |
  •  |
  • END

La controversia por los cañonazos legislativos subió ayer de tono en el Parlamento, luego que la diputada de la Bancada de Unidad Nicaragüense, BUN, Ana Julia Balladares, amenazara al primer secretario de la Asamblea Nacional y diputado por el Partido Liberal Constitucionalista, PLC, Wilfredo Navarro Moreira, con demandarlo judicialmente para que le pruebe ante un juez que ella ha ofrecido dinero en efectivo a legisladores del PLC para que comprometan su voto a favor del Frente Sandinista.

Ambos legisladores intercambiaron fuertes palabras en el hemiciclo parlamentario, mientras la legisladora Balladares exigió a Navarro que se retracte de lo dicho o lo enjuiciará; pero además, la disidente del PLC fustigó a Navarro a quien señaló de “hacerse el nuevo” con lo de los cañonazos cuando en el pasado él mismo informaba a los diputados de su bancada acerca de “el millón (de córdobas)” a que tenían derecho después de votar a favor de determinada ley.

Emplazan a Navarro por millones

La diputada liberal preguntó “¿a dónde se fueron esos millones que recibió el PLC?” para apoyar varias leyes que le interesaban al Ejecutivo en el año 2008.

Otro tanto hizo el diputado de la BUN, Carlos Olivas Montiel quien, además de corroborar los señalamientos de Balladares, dijo que no demandará a ninguno de los diputados que también lo han acusado de ser emisario del FSLN para ofrecer dinero en efectivo a cambio de sus votos.

Olivas se refirió a su colega Víctor Duarte de quien, dijo, es amigo personal, pero que no le guarda rencor por haberle hecho ese tipo de acusaciones. “Él (Duarte) ni siquiera se junta con nosotros (los de la BUN), porque sus relaciones son a otras alturas”, dijo Olivas.

Insiste en Navarro

La diputada Balladares insistió en reclamar que en varias ocasiones, por orientaciones de Wilfredo Navarro, llegó incluso a “El Chile” a reclamar “su parte” de “lo negociado” con el Frente Sandinista.

“Primero Wilfredo nos decía: ‘vayan a reclamar su millón (de córdobas)’ y cuando llegué (al PLC-380) a retirar (mi parte) me decían que era menos. Wilfredo era el encargado de negociar los votos de nosotros, y luego el dinero no aparecía”, señaló Balladares.

Una fuente ligada al PLC y que antes fue miembro del Comité Ejecutivo Nacional, CEN, confirmó a EL NUEVO DIARIO, que efectivamente en 2008 el PLC recibió poco más de 25 millones de córdobas “disfrazados en el Presupuesto General de la República”, pero ese dinero no fue “repartido equitativamente entre los diputados y eso fue lo que molestó a Olivas, Balladares y a otros diputados más”. La fuente indicó que algunos legisladores recibieron menos de lo ofrecido y, en otros casos, no recibieron nada.