•  |
  •  |
  • END

El embajador de China-Taiwán en Nicaragua, Chin-Mu Wu, le entregó ayer al presidente de la Asamblea Nacional, diputado René Núñez Téllez, una donación de 100 mil dólares para la habilitación de los pisos 13 y 16 del antiguo Banco de América, hoy edificio “Benjamín Zeledón”, como parte de la contribución del gobierno de dicho país para el proyecto de modernización del Parlamento nicaragüense.

El coloso de 17 pisos y dos sótanos que según el arquitecto a cargo, Eduardo Chamorro Coronel, duró un año y medio para ser construido y se inauguró en 1965, fue el único edificio que resistió el terremoto de 6.2 grados de magnitud en la escala de Richter ocurrido el 23 de diciembre de 1972, y que desde 1985 es la sede del Poder Legislativo.

Tras el terremoto de 1972 los últimos seis pisos del edificio fueron abandonados y fue hasta en mayo de 2008 que la Junta Directiva de la Asamblea Nacional decidió empezar una fase de modernización de todo el complejo legislativo, incluyendo las instalaciones del desaparecido banco.

Últimos toques arquitectónicos

El primer paso de reconstrucción consistió en pintar la imagen del edificio, seguido de la habilitación de los pisos 12, 13, 14, 15 y parte del 16, por lo que la donación taiwanesa se utilizará para dar los últimos toques arquitectónicos a esa penúltima planta.

La creación de una cafetería, la instalación de televisores plasma y de modernos y confortables muebles son parte de las tareas pendientes para acondicionar el piso 16, desde donde se aprecia una espectacular panorámica de la capital.

En su comparecencia, el embajador Chin-Mu Wu comparó la resistencia de esa construcción al sismo del 72 con “los nicaragüenses que siempre están en pie frente a cualquier dificultad”.

Mientras, el diputado René Núñez aprovechó para recordar la generosidad del pueblo y gobierno de China-Taiwan, pues en los últimos tres años ha otorgado aproximadamente 14 millones de dólares en concepto de inversión extranjera directa.

Asamblea apoya participación de Taiwán en conferencia ONU
Núñez Téllez dijo que China-Taiwan es un ejemplo de “decisión, trabajo y disciplina” para Nicaragua, pero sobre todo es “un norte para creer que es posible ser mejores”. Y es que explicó que hasta hace 50 años, dicho país era sólo una isla de China Continental, y que ahora es una de las grandes potencias mundiales con 23 millones de habitantes.

Precisamente debido a esa decisión de independizarse, China Continental no ha reconocido a la isla como país y por su derecho al veto en la Organización de la Naciones Unidas, ONU, ha impedido su incorporación a varios de sus organismos.

Los diputados de la Asamblea Nacional aprobaron ayer por unanimidad una resolución de apoyo a la participación de China-Taiwán en la próxima conferencia sobre cambio climático de la ONU.