•  |
  •  |
  • END

El ex Vicepresidente de Nicaragua, José Alfredo Gómez Urcuyo, asumió ayer su escaño en la Asamblea Nacional con la amenaza velada de no recibir salario, pues el primer secretario del Parlamento, Wilfredo Navarro Moreira, sugirió que no hay dinero para el sueldo del “nuevo” legislador.

Gómez Urcuyo dijo: “No me interesa” recibir un sueldo, y más bien, señaló que “yo vengo aquí a trabajar por Nicaragua”. Gómez fue acreditado por la Junta Directiva del Parlamento en calidad de suplente del ex presidente Enrique Bolaños Geyer, quien, conforme con el artículo 133 de la Constitución Política es diputado propietario, pero no asume su curul desde hace tres años.

Regreso al Parlacén

En alusión a una carta que el diputado de la Bancada Democrática Nicaragüense, BUN, Eduardo Montealegre enviaría al ex mandatario Enrique Bolaños, para que asuma su escaño, Gómez Urcuyo señaló que si lo hace, simplemente regresará a ocupar su cargo de diputado ante el Parlamento Centroamericano, Parlacén.

“Yo soy el suplente, y el ex presidente Bolaños es el (diputado) propietario, (si él viene a la Asamblea) yo me regreso al Parlacén, donde soy diputado propietario; por eso lo que hice en el Parlacén es pedir un permiso”, expresó Gómez Urcuyo.

Gómez Urcuyo dijo que asumió la diputación en el Parlamento nicaragüense, con base en una resolución emitida por el Consejo Supremo Electoral, CSE, y no porque esté señalado en la Constitución Política.