Leonor Alvarez
  •  |
  •  |
  • END

El presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Asamblea Nacional, diputado Francisco Aguirre Sacasa, cuestionó ayer el asilo político otorgado a Rubén Darío Granda, hermano del llamado “Canciller” de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC. Consideró que esta organización guerrillera se está desintegrando, y que por eso, sus integrantes se están viniendo a Nicaragua, único país que les ofrece refugio.

Según información del diario colombiano El Tiempo, Granda viajó el miércoles a Nicaragua, junto a su esposa e hijo, en un vuelo comercial de Copa Airlines, que partió a las 4:15 de la tarde.

Granda es la cuarta persona relacionada con las FARC que recibe asilo político del gobierno del presidente Daniel Ortega. Nicaragua también recibió a la mexicana Lucía Morett y a tres guerrilleras colombianas que sobrevivieron al ataque contra el campamento de “Raúl Reyes” en Ecuador, el primero de marzo 2008.

Derecho de Nicaragua, pero ¿le conviene?

Aguirre Sacasa reconoció y explicó que en Derecho Internacional está claramente establecido como “un principio el poder darle asilo político a una persona que se siente perseguida políticamente”.

“Nicaragua tiene totalmente derecho de darle asilo a este señor Granda, pero eso no quiere decir que tenga la obligación de hacerlo, así como no tenía la obligación de dárselo a esas tres muchachas capturadas en el Ecuador”, explicó el presidente de la comisión legislativa.

Aguirre opina, que el gobierno se debe preguntar si le conviene a Nicaragua ofrecer refugio a personas vinculadas con una agrupación considerada “terrorista” por 33 estados, entre ellos Colombia, Perú, Estados Unidos, Canadá, Nueva Zelanda y la Unión Europea.

¿Por qué no le da asilo otro?

Pero también se le ocurren otras preguntas: “¿Por qué los otros países del ALBA (Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América), Venezuela, Bolivia o el propio Ecuador, no le dan asilo a esta gente y vienen a parar aquí a Nicaragua? ¿O por qué no fueron a la Argentina, con quien Venezuela tiene una relación muy estrecha?”

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, incluso, ha solicitado que se le otorgue un estatus de grupo beligerante a las FARC y no considerarla terrorista.

En ese sentido, Aguirre manifestó que “pareciera” que Nicaragua se convierte en una “especie de basurero, donde viene a parar esta gente” y “podría causar problemas con países que ven con malos ojos a las FARC”.

Granda se pone a la orden de las universidades

Tras el arribo del colombiano Rubén Darío Granda a Nicaragua, la noche del miércoles, éste agradeció al presidente Daniel Ortega, “por ese corazón tan grande que tiene, por ese corazón solidario y ante todo por un corazón valiente”.

Granda, según el oficialista el 19, manifestó que al otorgársele el asilo a él y a su familia, se ha evitado que en Colombia se haga “lo que yo llamo un típico delito de sangre, un falso positivo jurídico”.

Dijo que las autoridades colombianas lo “querían exterminar moralmente y de paso conducir a lo que nosotros llamamos un crimen de odio”.

“Yo soy un docente que lleva 27 años dictando cátedra en los sectores públicos y privados, además, he trabajado en la Procuraduría General de la nación y en la Contraloría de Bogotá, en empresas públicas de Medellín, soy asesor, consultor, investigador y académico”, dijo Granda.

Reiteró que está dispuesto a compartir ese bagaje intelectual con la sociedad universitaria y académica nicaragüense.

Granda solicitó asilo ante la Embajada de Nicaragua en Colombia, por lo que la respuesta le fue dada por el Gobierno Sandinista, a través del canciller Samuel Santos, el pasado 4 de junio.