•  |
  •  |
  • END

El organismo cívico Ética y Transparencia, E y T, hizo pública una carta que envió el pasado 8 de abril a la Comisión Especial de Nombramientos de la Asamblea Nacional, para reiterar su llamado a elegir a magistrados electorales comprometidos con la “renovación” del Consejo Supremo Electoral, CSE, que actualmente se encuentra en una fase de “colapso” y “descomposición”.

La misiva, según dijo el director ejecutivo de E y T, Roberto Courtney, responde a una invitación que les hizo dicha comisión para que expresaran sus criterios sobre los cambios que necesita ese poder del Estado.

En la misma, E y T señala por tanto que desde el 18 de enero de 2000 --cuando fue promulgada la Ley Electoral--, advirtieron al menos cinco aspectos que representaban un retroceso del sistema electoral.

La partidización
“Desde las primeras elecciones realizadas bajo este nuevo marco legal, esta ley mostró que la partidización de las autoridades electorales causaba en la práctica que las mismas abandonaran su función y misión como árbitro neutral y administrador imparcial de un proceso de tanta trascendencia, afectando la credibilidad y transparencia de los procesos electorales realizados desde entonces”, se lee en la carta.

Courtney mencionó, por ejemplo, que “los Consejos Electorales Municipales y Consejos Electorales Departamentales están constituidos por ley por los partidos políticos y esto les otorga una ventaja al partido de gobierno”, y es que la Ley Electoral establece que las estructuras electorales de los comicios estarán encabezadas por el partido que obtuvo la mayoría de votos en las últimas elecciones nacionales.

Advirtió además sobre los problemas en el Registro, Cedulación, Padrón Electoral, Cartografía e Informática del CSE, pues aseguró que “son instancias que también sufren de la instrumentalización partidaria por parte del partido de gobierno”.

Con este CSE todo es duda
“Si el CSE está involucrado en fraude, las instancias inferiores que ha nombrado las ha nombrado con ese mismo criterio”, señaló al respecto. “Solo unos nuevos magistrados pueden entrarle a otros problemas ya torales de nuestros sistema electoral”, agregó.

En el caso del proceso de reposición de 100 mil cédulas que anunció en mayo pasado el CSE, Courtney dijo que “mientras salgan de este CSE que ha estado involucrado en fraudes, uno debe esperar con enorme preocupación y temor cualquiera de sus acciones”.

“Con un Consejo que cedulaba de forma amañada con la cédula vieja, uno tiene que esperar que con la cédula nueva lo haga de igual o peor manera como lo estaban haciendo antes”, reiteró.