Ary Pantoja
  •   MANAGUA  |
  •  |
  •  |

A través de un pronunciamiento, la Iglesia Evangélica nicaragüense, representada por el Ministerio Apostolar Centro Cristiano, expresó su preocupación ante la inseguridad jurídica ocasionada por la falta de voluntad política para elegir los 25 cargos de las diferentes instituciones y poderes del Estado lo que, a su vez, ha creado una desconfianza internacional hacia Nicaragua.

“Ante la falta de de seriedad y sensatez política de las autoridades de nuestra nación, al no elegir aún a los 25 funcionarios públicos…, creando un ambiente de inseguridad jurídica y desconfianza internacional, exponemos nuestra preocupación por la violación a la normas constitucionales y el quebrantamiento a la institucionalidad, instaurando un escenario que amenaza el proceso democrático que hemos venido desarrollando”, se lee en el documento.

Según el pronunciamiento, toda esta situación ha derivado en el establecimiento de “poderes e instituciones acéfalas, carente de toda credibilidad jurídica…”.

“Demandamos el respeto a nuestra Constitución Política, como máxima de la nación y el cumplimiento a las leyes de la materia…Sancionamos la falta de sabiduría de las autoridades legislativas, de gobierno y diversas expresiones políticas al no buscar el bien común y elegir a los funcionarios, cuyo período han sido vencidos”, señalan los dirigentes evangélicos en el documento firmado por el reverendo Augusto César Marenco.

Los dirigentes evangélicos también demandan que para el nombramiento de los 25 funcionarios se toman en cuenta “personas probas, honestas y capaces, que con un alto profesionalismo respondan a las leyes y responsabilidades que su investidura le permite, no asumiendo compromisos políticos partidarios o intereses personales…”

Contra destituciones edilicias
En la última parte del pronunciamiento, la Iglesia Evangélica muestra “preocupación por la destitución apresurada y arbitraria de diversas autoridades municipales en abierto irrespeto a la voluntad del pueblo nicaragüense, expresada mediante el voto ciudadano…”.

La jerarquía evangélica recuerda que los alcaldes fueron electos para un período determinado “y deberán ser removidos de su cargo en apego a las leyes de autonomía municipal y bajo el procedimiento ya establecido en la Ley de Municipios”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus