•  |
  •  |
  • END

Mientras el Tribunal de Apelaciones de Managua, en su Sala Civil Dos dejaba sin efecto la resolución del Tribunal de Apelaciones de Chontales, que restablecería al alcalde Hugo Barquero en su cargo, a las 2:35 de la tarde, el Tribunal de Apelaciones de Masaya, tras conocer un recurso interpuesto por la concejala boaqueña del PLC Milagros del Socorro Castillo Moreno, dejó sin efecto la resolución del Tribunal de Apelaciones de Managua.

Según la resolución de este nuevo tribunal, los magistrados del Tribunal de Managua actuaron de manera ilegal y se arrogaron un caso que compete a la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, y en base a lo anterior deja sin efecto lo resuelto por los magistrados de Managua.

Por la mañana, el magistrado del FSLN Gerardo Rodríguez, presidente del Tribunal de Apelaciones de Managua y presidente de la Sala Civil Dos, dio a conocer la resolución que mandaba a anular la resolución del Tribunal de Chontales, luego de darle trámite a la petición del secretario del Concejo de Boaco, Francisco José Mena Flores, porque argumentó que la resolución del tribunal chontaleño viola la autonomía municipal porque esa era una decisión del Concejo destituir al alcalde Barquero.

Además, la Ley de Amparo manda a suspender el acto, pero no pueden suspenderse los actos consentidos y consumados, como es el caso, porque el Concejo ya había decidido destituir al alcalde Barquero y el Consejo Supremo Electoral ya había juramentado al nuevo alcalde Juan Obando, por lo tanto es un caso consumado, argumentó Rodríguez.

“Tribunales deben conocer todo”
Al preguntarle por la competencia jurisdiccional, ya que los hechos sucedidos fueron en Boaco y los recurrentes y recurridos son de aquella zona, Rodríguez argumentó que “todo Tribunal de Apelaciones debe conocer los amparos que se le presenten, lo único que debe vigilar es que cumplan con los requisitos, porque de todas maneras es la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia la que tiene competencia para pronunciar sobre el fondo”.

Ante esto, el Tribunal de Apelaciones de Masaya en su resuelve dos, llama a otras salas o tribunales del país a los que enumera y nombre, a abstenerse de conocer futuros amparos sobre esta misma materia, mientras la Sala de la Constitucional de la Corte Suprema de Justicia no se pronuncie sobre el tema; además, notifica a las partes y al Procurador de la República, Hernán Estrada.

En cuanto a la independencia de los tribunales y que están a la misma altura jerárquica y por tanto no pueden mandar a anular lo que haga el otro, Rodríguez refirió que sólo mandan a suspender la resolución de Juigalpa porque no es de su competencia mandar a suspender el acto y que es la CSJ la que debe pronunciarse sobre el asunto.