elnuevodiario.com.ni
  •   MANAGUA  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Gobierno de Nicaragua protestó hoy "enérgicamente" ante Estados Unidos por el "nuevo atropello" a su embajadora ante la ONU, Mari Rubiales, a quien retuvieron e interrogaron a su llegada al aeropuerto internacional de Miami, lo que es contrario a la Convención de Viena.

"La Misión Permanente de Nicaragua protesta enérgicamente ante el trato que se le ha dado a la representante permanente de Nicaragua y enfatiza que el mismo es contrario al espíritu y la letra del Acuerdo Sede y de la Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas", señaló el Gobierno en la nota, con copia a la prensa.

Nicaragua denunció que Rubiales fue retenida e interrogada ayer, a su llegada al aeropuerto de Miami, cuando regresaba de la Cumbre de la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA), que se celebró en Otavalo, Ecuador.

La embajadora de Nicaragua ante la Organización de Naciones Unidas (ONU) sufrió ese mismo trato el 8 de junio pasado en el aeropuerto John F. Kennedy, de Nueva York, recordó el Ejecutivo nicaragüense.

Gobierno exige explicación inmediata a EU
El Gobierno de Daniel Ortega exigió, por tanto, a Estados Unidos "una explicación inmediata acerca de los hechos mencionados y que además se tomen las medidas para asegurar de una vez por todas que estos mismos hechos no se repitan una vez más, ya que es la segunda vez que estos hechos suceden" en menos de un mes.

Managua calificó de "inaceptables" y "lamentables" esos "eventos repetidos" contra su embajadora ante la ONU, que ha sido retenida y conducida "a un área interna de interrogación, donde interrogan a indocumentados y sospechosos", pese a su investidura diplomática.