•  |
  •  |
  • END

Militantes sandinistas del municipio de Tipitapa pidieron la destitución del edil de ese municipio de Managua, César Vásquez, durante una reunión a puertas cerradas con el Secretario de Organización del Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, coronel en retiro Lenín Cerna Juárez.

Según fuentes cercanas a la militancia sandinista del municipio, durante la reunión se pidió la destitución del edil, a quien acusaron de ser “blandengue” en la administración de la municipalidad.

Desde hace más de un mes se rumoró sobre la posible destitución de Vásquez, quien al igual que otros alcaldes sandinistas, asumió una posición independiente. Incluso, en determinado momento, cuestionó la decisión del gobierno de reformar la Ley de la Industria Eléctrica, que de un solo tajo le quita a las alcaldías el dinero proveniente del cobro de impuestos de las municipalidades a las empresas de electricidad.

En el caso de Tipitapa, “esta alcaldía dejó de percibir hasta dos tercios en la recaudación de impuestos municipales originados por la empresa Tipitapa Power”, señaló Vásquez durante un encuentro de la Asociación de Municipios de Nicaragua, Amunic, en mayo pasado.

También van por secretario político

Según la fuente, en la reunión también hubo cuestionamientos al secretario político de Tipitapa, Javier Flores, de quien pidieron la destitución. No obstante, la posición del partido orteguista fue de “mantenerlos bajo control”, ya que no quieren aumentar más los problemas que existen por la destitución de alcaldes en los últimos meses.

Por su parte, en declaraciones vía telefónica a EL NUEVO DIARIO, Flores negó que se haya pedido la destitución del Alcalde. “En Tipitapa no se ha estado planteando la destitución del compañero alcalde ni revisar su gestión. Aquí no hay ningún inconveniente con la gestión”, señaló.

Al mismo tiempo negó que se hayan reunido con el coronel Lenín Cerna, sino que la reunión fue con el Secretario de Organización del departamento de Managua. No obstante, las fuentes insisten en señalar que quien llegó “a poner el orden” fue Cerna.

Entre los acuerdos está designar a un delegado del FSLN para que supervise la gestión del secretario político municipal, Javier Flores, para comprobar los señalamientos que se le hacen. Al mismo tiempo, se orientó no exigir la destitución de Vásquez.

Ya en mayo, en Rivas, las bases sandinistas también exigieron la destitución de secretarios políticos del FSLN en los municipios de Belén, Rivas y Potosí.

Unos 400 combatientes históricos de ese partido habían exigido ese mes la renuncia del secretario político de Belén, Antonio Molina, de lo contrario “ellos mismos lo expulsarían”. Durante ese conflicto, los combatientes históricos también rechazaron la renuncia del alcalde de ese municipio, asegurando que no permitirían “que el alcalde Roberto Alejo Dávila renuncie a su cargo por presiones políticas”.

Ese mismo mes, en Potosí, las bases sandinistas exigieron la expulsión del secretario político del FSLN, Libardo Bojorge, a quien señalaron de haber sido puesto en el cargo por el secretario político departamental de Rivas, Amílcar Aguilar. En ambos casos se dio la mediación del secretario de Organización, Lenín Cerna.

Un equipo de EL NUEVO DIARIO conversó con militantes del Frente Sandinista, en Tipitapa, quienes dijeron que, efectivamente, sostuvieron una reunión partidaria, pero que “en ningún momento se está pidiendo la destitución del alcalde, si fue electo con nuestro voto”.