• PANAMÁ / AFP |
  • |
  • |
  • END

Corea del Sur prometió su apoyo a Centroamérica en la lucha contra la inseguridad al concluir ayer martes una cumbre presidencial en Panamá, en el que ambas partes también asumieron compromisos económicos y políticos.

Los presidentes del istmo “preocupados” por los “crecientes” niveles de inseguridad invitaron a Corea a “apoyar” la Conferencia Internacional de apoyo a la estrategia de Seguridad de Centroamérica, prevista para el primer trimestre de 2011, según una declaración conjunta. La cita está encaminada a reunir unos 953 millones de dólares.

“El presidente de Corea (del Sur, Lee Myung-bak), consciente de la importancia que el tema (de Seguridad) reviste para la estabilidad de la región, se comprometió a acompañar a Centroamérica en ese esfuerzo (de la conferencia)”, subrayó el documento.

El presidente surcoreano ofreció respaldo a través de un programa de entrenamiento en seguridad pública para afrontar la violencia delincuencial.

El presidente panameño Ricardo Martinelli, declaró al final de la cumbre que Corea del Sur ayudará a “conformar mejor” los sistemas de inteligencia en seguridad y se ha “comprometido” a brindar la tecnología para “combatir” flagelos como el narcotráfico en las fronteras.

“Gran parte de la inseguridad de nuestros países es producto del narcotráfico. Hay que asegurar nuestras fronteras”, subrayó el gobernante panameño.

Apoyo significativo

Martinelli calificó de “significativo” el hecho de que el gobierno asiático quiera participar en el Banco Centroamericano de Integración Económica, BCIE, con un capital que oscila entre los 122 y 325 millones de dólares.

En la declaración conjunta, Corea del Sur expresó también su “apoyo” a los esfuerzos de los países miembros del Sistema de la Integración Centroamericana, SICA, para fortalecerse como región.

Con el fin de profundizar la cooperación bilateral, el presidente Lee Myung-bak expresó su “aspiración” de que su país se convierta en “observador extrarregional” del SICA.

Durante la cumbre, el presidente de Corea dio a conocer datos de la participación de empresas coreanas en las áreas de tecnología de la información, energía, recursos naturales e infraestructura en los países centroamericanos.

El istmo “reconoce” en Corea del Sur a “un país amigo” que puede contribuir de manera “contundente” al desarrollo económico y social, por lo que acordaron diversificar la cooperación asiática en áreas como educación, formación vocacional, desarrollo rural, ciencia y tecnología.