• |
  • |
  • END

El grupo de concejales liberales de la facción Vamos con Eduardo, justificó anoche el “golpe de Estado” que le dieron hace dos semanas al ex alcalde de Wiwilí, Nueva Segovia, Aquiles Ramos Hernández.

Para la destitución del alcalde de Wiwilí, los concejales de Vamos con Eduardo contaron con el respaldo de los dos concejales del partido de gobierno para poner al frente de la comuna de ese municipio, a Denis Quiñónez Centeno.

Según los que se erigieron como nuevas autoridades del Concejo de Wiwilí, Ramos fue destituido por incumplir con los acuerdos de esa instancia, y por malos manejos de los fondos de la municipalidad.

En la sesión edilicia también fue defenestrado de su cargo el secretario del Concejo, Antonio Talavera, acusado de haber alterado las actas de las sesiones edilicias de ese municipio segoviano.

Bayardo Ibarra Juárez, nuevo secretario del Concejo, negó que ellos estén siendo manipulados por el orteguismo para ejecutar la destitución de Aquiles Ramos.

A EL NUEVO DIARIO se presentaron Pedro Castillo Inestroza, dirigente del PLC en Wiwilí; Denis Quiñónez Centeno, actual alcalde; Wenceslao Moreno Zeas, convencional suplente del PLC, y Bayardo Ibarra Juárez, nuevo secretario de ese Concejo.