• |
  • |
  • END

Un grupo de jóvenes de la Red Social de Managua realizó ayer un plantón frente al monumento que edifican en homenaje al fallecido tricampeón mundial, Alexis Argüello, porque consideran “una hipocresía” enaltecerlo ahora que está muerto, después del maltrato y las críticas que le hicieran cuando en vida era alcalde de Managua.

Luego de la pacífica manifestación que duró al menos dos horas, llegó otra cuadrilla de jóvenes que admitieron ser de la Juventud Sandinista y que aparentemente se presentaron para confrontar a los protestantes, sin embargo, éstos ya se habían marchado.

Aún así, los oficiales de la Policía Nacional, que vigilaban la construcción de la estatua, les señalaron a los orteguistas hacia donde se habían dirigido, conservando una actitud pasiva ante la posibilidad de enfrentamientos entre ambos bandos.

La obra se está construyendo contiguo paralelo a la avenida “Cardenal Miguel Obando y Bravo”. La estatua es el centro de un cruce peatonal que será llamado “Paseo de las Victorias”. El proyecto tiene un costo de 7.8 millones de córdobas y está fuera del Presupuesto General de la República.

Antes de la llegada de los jóvenes orteguistas, los trabajadores que ejecutan la obra, le gritaban a los jóvenes que llamarían a la “juventud sandinista” para que los sacaran. Poco después fue que los muchachos simpatizantes del orteguismo aparecieron en actitud amenazante, buscando a los manifestantes que ya se habían marchado.

Policía diligente con orteguistas
Claramente los orteguistas se coordinaron con los oficiales de la Policía Nacional, quienes señalaron hacia donde se había dirigido el grupo de protestantes, que tenían pocos minutos de haberse retirado del lugar.

También les indicaron los lugares donde los manifestantes habían estado entregando volantes a los transeúntes y conductores, para que allí se quedaran plantados, haciendo ver que “las calles son del pueblo presidente”.

En contraste, estos mismos Policías se mostraban a la defensiva y en actitud prepotente contra los manifestantes de la sociedad civil, cuando éstos estuvieron plantados con mantas y gritando consignas contra las acciones del gobierno.

Edwin Vega, uno de los jóvenes que participó de la protesta, dijo que la presencia de la Policía para nada lo conforta y que más bien considera a los oficiales una amenaza, porque “hasta ahora han demostrado que no defienden a los ciudadanos cuando son agredidos por expresar críticas al gobierno”.

“Monumento a la hipocresía”
Jairo Contreras, otro de los jóvenes que participó de la protesta contra lo que considera el “monumento a la hipocresía”, asegura que Alexis Argüello nunca hubiese permitido que se gastara dinero en una obra para sí mismo, “porque no era una persona ególatra, más bien era una persona que pensaba en los pobres y en sus necesidades”.

“Monumentos para qué, si Nicaragua se hunde”, “Managua cuerpo sin ALMA, donde están los concejales”, eran algunas de las consignas que gritaban a vivas voces los manifestantes, quienes criticaron el “despilfarro” de recursos en obras banales, “cuando Managua se hunde cada vez
que llueve”.

También expresaron que la manifestación fue en solidaridad con el alcalde destituido de Boaco, Hugo Barquero y en respaldo a su colega Leonor Martínez, que es reiteradamente acosada por los miembros del Consejo del Poder Ciudadano, mejor conocidos como CPC.