elnuevodiario.com.ni
  • Managua |
  • |
  • |
  • EFE

El Parlamento de Nicaragua ratificó hoy la adhesión del país al estatuto de la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA), cuyo fin es hacer una transición de combustibles fósiles hacia tecnologías que utilicen fuentes de energía limpias. "La ratificación de ese decreto, firmado por el Ejecutivo el 26 de enero de 2009 en Bonn, Alemania, fue aprobado por unanimidad por los legisladores", afirmó ante el pleno el presidente del Parlamento, el sandinista René Núñez.

IRENA, la primera organización internacional que se ocupa exclusivamente de energías renovables, es fruto de una iniciativa alemana para promocionar las energías limpias en todo el mundo y la superación de los obstáculos que éstas encuentran en su desarrollo.

Nicaragua depende en un 68 por ciento de la energía térmica que se produce con derivados del petróleo, según cifras del Ministerio de Energía y Minas. Según los cálculos del Gobierno, en 2015 el modelo de generación de energía en Nicaragua dependerá en un 80 por ciento de recursos naturales y en un 20 por ciento en térmica. En el 2007 la matriz energética del país dependía en un 75 por ciento de los derivados del petróleo.

El diputado independiente Francisco Jarquín, de la Comisión de Medio Ambiente, indicó en el Parlamento que Nicaragua explota, en la actualidad, sólo un 5,4 por ciento de la capacidad que tiene en producción de energía renovables. Anotó que el país tiene un "gran potencial" para generar energía hidroeléctrica, eólica, biomasa y geotérmica. "Es muy acertado que Nicaragua pase a ser parte signataria de IRENA, porque tendrá la oportunidad de recibir capacitación para la implementación de tecnologías y a su vez acceder a recursos económicos para la explotación de energía renovable", agregó el diputado.

"Metrópolis centroamericana"
El legislador liberal disidente opositor Augusto Vallo afirmó que Nicaragua puede convertirse en la "metrópoli centroamericana" en generación de energía limpia.

El jefe del grupo parlamentario oficialista, Edwin Castro, comentó que la generación de energía limpia "llevará a un mejoramiento en nuestro medio ambiente" y a un abaratamiento en la tarifa.

IRENA facilitará el acceso a información relevante, entre la que se cuentan datos sobre potencial de las energías renovables, mejores prácticas, mecanismos financieros efectivos y pericia sobre el estado de la tecnología, según el decreto. También, promocionará la transferencia tecnológica y ofrecerá asesoría sobre financiación, mejorará el desarrollo de recursos humanos y organizativos, estimulará la investigación y establecerá los contactos y la cooperación con otras organizaciones, instituciones y redes, según el documento.