Matilde Córdoba
  • |
  • |
  • END

El contralor Luis Ángel Montenegro anunció ayer la realización de auditorías en todas las municipalidades donde recientemente se sustituyeron a los alcaldes; al tiempo que aseguró que los auditores que llegaron el lunes pasado a la Alcaldía de Boaco no exigieron trabajar en el despacho del removido edil Hugo Barquero Rodríguez.

El contralor agregó que “las resoluciones de la Contraloría jamás han servido para destituir a un alcalde en la historia de Nicaragua, lo que pasa es que aquí se usa el nombre de las instituciones”.

Montenegro negó que la auditoría que actualmente se realiza en Boaco sea “de naturaleza política”, argumentando que “eso no serviría para un fin político, porque el resultado de la misma estará lista entre tres y cuatro meses”.

“No es lo mismo preparar una auditoría en Boaco, porque tiene ingresos superiores a los 100 mil córdobas por mes y además tiene ayuda exterior. Vos le das prioridad, dentro de la limitación de recursos, a las alcaldías que tienen mayor peso”, dijo al justificar por qué están auditando a Boaco de primero.

Paulatinamente, expresó, se auditarán los demás municipios del país, ya que todos reciben fondos del Presupuesto General de la República,
PGR.

El caso de Boaco

La Contraloría y la Policía Nacional han sido duramente criticadas porque a criterio de los dirigentes opositores se prestaron para sacar de la alcaldía a Hugo Barquero, edil destituido por el Concejo Municipal de Boaco el martes antepasado.

“Yo me he comunicado con el doctor Luis Rodríguez, que es el director de auditorías que está al frente (de la auditoría en Boaco). Nosotros como auditores no pedimos local. Ni siquiera en el caso de Boaco, lo que pasa es que en todas estas cosas hay manejos de naturaleza política. Cuando el auditor llega y presenta credencial ante el señor Juan Obando pregunta dónde los van a ubicar, y dijeron aquí. No es que ellos reclamen para sí un local”, explicó.

Barquero fue desalojado bajo el argumento que en su despacho, donde permanecía desde hacía seis días, los auditores iban a realizar su trabajo. Montenegro sin embargo, aseguró ayer que los auditores no están trabajando en el despacho del alcalde.

“Nuestra auditoría se está haciendo en un local donde estaba el ex alcalde Barquero”, afirmó.

Sobre las críticas que Barquero hizo a la Contraloría, Montenegro dijo que los concejales sandinistas no tienen que involucrarse en este proceso. “La auditoría se hace con papeles, con base en las resoluciones tomadas, decisiones y documentación soporte que está”, señaló.