Leonor Alvarez
  • |
  • |
  • END

Directivos del Partido Liberal Independiente, PLI, expulsaron físicamente de la sede de esa organización a José Venancio Berríos, quien intentó entrar por la fuerza a una reunión del Comité Ejecutivo Nacional sin ser aún miembro oficial de ese partido, y a quien consideran un “abusador, oportunista y muy dado al figureo mediático”.

Berríos llegó ayer a la sede del PLI para participar de una reunión de directivos, pero al no permitirle el ingreso, se presentó al lugar con un grupo de jóvenes que, aseguró, son sus simpatizantes y quiso entrar a la fuerza.

El vicesecretario Nacional del PLI, Pedro Reyes, manifestó que para entrar al partido no necesita llegar “empujando gente con cuadrillas”, como hizo ayer Berríos.

“Él (Berríos) aplicó para ser miembro del PLI (y usó) los mecanismos correspondientes, pero los organismos del partido no se han pronunciado sobre su solicitud, sin embargo, él presenta a los medios una membresía anómala y nula”, explicó Reyes.

El directivo del PLI dijo que Berríos manifestó toda clase de improperios contra él y los demás directivos, y quiso imponer “a la fuerza” su presencia.

Moisés Ruiz, presidente departamental de Managua del PLI, explicó que los estatutos del partido establecen un período de cuatro años para ser directivo nacional, pero Berríos “a penas el año pasado (2009) hizo su solicitud”.

Padece “síndrome del figureo”

El coordinador de la Comisión de Justicia del PLI, Juan Velásquez Molieri, aseguró que Berríos no puede aspirar a nada, porque ni siquiera ha sido oficialmente admitido en el partido.

Consideró que Berríos “está desesperado por el síndrome del figureo, paga turbas para traerlas al partido y sueña con una candidatura que está en las nubes de la atmósfera nacional”, dijo Velásquez en alusión a la pretensión de Berríos de ser candidato presidencial en las elecciones internas del PLI.

Por su parte, Berríos dijo que lo que quiere es “cambiar el rumbo del PLI, para expulsar a los infiltrados” del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, y que entre ellos está Pedro Reyes.

Anunció que formará un nuevo grupo llamado Asociación Pro Liberales Independientes, y que tiene planificado aliarse con la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN.

Los abogados del PLI presentaron ayer una acusación contra Berríos en el Ministerio Público, por el “asalto” que cometió a la sede del partido.