•  |
  •  |
  • END

El Presidente de la República, Daniel Ortega, respaldó el argumento que el ex dictador panameño, Manuel Antonio Noriega, planteó en el juicio contra él en París, donde afirmó que Estados Unidos lo condenó en represalia por haberse negado a intervenir en Nicaragua contra el gobierno sandinista en la década de los años 80.

El mandatario participó el miércoles por la noche en una de las sesiones que realizó en Managua el Parlamento Centroamericano, Parlacén, y al momento de saludar a la diputada Sandra Noriega, se refirió a su padre, Manuel Antonio Noriega, como una “víctima de juegos de guerra”.

“Todos sabemos que Manuel Antonio Noriega trabajó de cerca con el presidente George Bush, que era el jefe de la CIA, y lo quisieron involucrar en esta guerra en Centroamérica, pero como él no aceptó comprometer a Panamá, entonces vino el castigo, vino la represalia del jefe que tenía la CIA, que era George Bush padre”, señaló Ortega.

“No le pasaba por la cabeza al jefe de la CIA que una persona que estaba directamente vinculada a ellos, que trabaja en sus planes, se negara a prestarse a la invasión contra Nicaragua (…) ahí se estaba marcando la suerte de Manuel Antonio Noriega, que es víctima de los juegos de guerra de esos aparatos tenebrosos que están ahí imponiendo políticas desestabilizadoras en el Estado norteamericano”, agregó.

Noriega fue capturado durante la invasión estadounidense de Panamá los últimos días de 1989 y pasó más de 20 años entre rejas en Estados Unidos y el pasado 27 de abril fue extraditado a Francia, donde está siendo juzgado por lavado de dinero del tráfico de drogas, vinculado al Cártel de Medellín.

Reconocimiento de Honduras en veremos

Por otra parte, Ortega anunció que no reconocerá al gobierno hondureño de Porfirio Lobo, mientras esté vigente la resolución de la Organización de Estados Americanos, OEA, que expulsó a Honduras de la organización tras el golpe de Estado del 28 de junio de 2009 contra el entonces presidente Manuel Zelaya.

“La resolución de la OEA todavía no ha sido anulada y mientras siga vigente, Nicaragua no puede tomar una decisión”, afirmó Ortega, argumentando que su gobierno no puede actuar al margen de ese organismo regional.

En la 40º Asamblea General de la OEA celebrada en junio pasado en Lima, los países miembros acordaron enviar una Comisión a Honduras para evaluar su retorno al organismo a más tardar el julio próximo.

Ortega anunció que esperará los resultados de la comisión para tomar una decisión, al tiempo que subrayó la importancia de que las autoridades hondureñas ofrezcan “garantías” de que no ocurrirá otro golpe que desestabilice la región, debido a que los responsables del golpe “siguen vivos y activos”.

Abogó por Irán

El mandatario aprovechó para hacer un llamado a Estados Unidos y otras potencias mundiales a detener eventuales planes de agresión contra Irán, sobre los cuales ha especulado la última semana el líder cubano Fidel Castro, y a iniciar un proceso de desarme nuclear en el mundo.

El líder cubano ha señalado en recientes publicaciones que mientras el mundo se entretiene viendo los juegos de la Copa Mundial de Fútbol, los barcos y buques de guerra estadounidenses e israelíes se movilizan en el Golfo Pérsico para atacar a Irán.