•   RIVAS  |
  •  |
  •  |
  • END

El secretario político departamental del Frente Sandinista en Rivas, Amílcar Aguilar, admitió ayer que el FSLN usa  caudales públicos de las alcaldías para financiar actividades partidarias, particularmente en los preparativos de la conmemoración del  31 aniversario  de la Revolución Popular Sandinista.

El uso de los raquíticos presupuestos de las alcaldías, para uso de actividades partidarias del FSLN, lo dejó al descubierto Aguilar, cuando detalló que a las actividades del 19 de Julio, trasladarán de Rivas a  Managua a unos siete mil rivenses de los diez municipios del departamento.

Para el traslado, el gobierno requiere de más de 115 buses que serán contratados con dinero de nueve alcaldías sureñas dirigidas por alcaldes sandinistas, ya que la única que está en manos de un liberal es la de Potosí. “Pero si  nuestro hermano alcalde de Potosí, Cristóbal Leal, quisiese sumarse a esta fiesta nacional es perfecto” detalló  Aguilar.

El representante del partido de gobierno en Rivas, no precisó el monto del gasto en que incurrirán para trasladar a los siete mil rivenses a Managua, ni cuánto es el dinero que están aportando las nueve alcaldías, pues “apoyan porque es una  fiesta nacional y los gobierno locales contribuyen con alguna partida y hay otras colaboraciones directas, “recalcó.

La movilización  que genera más gastos, en el caso del departamento de Rivas, es la de los municipios de San Juan del Sur, Cárdenas y la Isla de Ometepe. En tanto, en  Rivas, los transportistas cobran como mínimo tres mil córdobas por hacer el viaje a la capital,  por lo que sólo en traslado de personas  los gastos superan  los 340 mil córdobas.

Ante esta  confesión, la vocera  de la Coordinadora Civil, Luisa Molina, “señaló que no está de acuerdo con el uso del erario para actividades de un partido que ganó las elecciones municipales por fraude, y, por supuesto, que hay un abuso, y estamos en contra y demandamos que se respete la institucionalidad y que se deben hacer pronunciamientos”, relató.

Molina, además, recordó que quienes están al frente de una alcaldía no están como alcaldes para actividades partidarias, “sino que son funcionarios que representan  a sus municipios y que deben destinar el presupuesto municipal para la búsqueda del bien común y bienestar de todos los pobladores del municipio”, detalló.