•  |
  •  |
  • END

En un discurso que más que conmemorar el 31 aniversario del Repliegue Táctico a Masaya, fue la presentación de un plan de gobierno populista, el presidente Daniel Ortega aseguró que por ordenanza suya el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS, ya dio respuesta a un centenar de ancianos que protestan por una pensión reducida.

“Seguimos trabajando, seguimos resolviendo problemas…los hermanos jubilados estaban ahí protestando en el INSS y con toda razón, entonces me comuniqué con el compañero Roberto López, director del INSS, y le dije hay que buscarle una respuesta a estos hermanos jubilados y ya se les dio una respuesta”, expresó Ortega.

Lo que no dijo
Lo que no mencionó fue que esos mismos ancianos son los que en dos ocasiones intentaron protestar frente a su casa, pero que fueron impedidos por policías y vallas de hierro que resguardan el paso varias cuadras antes de su casa.

Los protestantes pertenecen a la Unidad del Adulto Mayor de Nicaragua, y exigen desde 1994 una pensión reducida por parte del INSS, amparados en el artículo 40 de la Ley de Seguridad Social.

Dicho artículo establece que “podrán concederse pensiones reducidas, no menores del 40 % del salario prescrito, para aquellos casos en que habiendo el asegurado cumplido la edad de retiro, no haya cumplido el período de calificación (750 semanas de cotizaciones), siempre que acredite como mínimo absoluto cinco años de pagos de cotizaciones”.

“Pero además le dije (a López) que preparemos otra respuesta de más largo plazo y estamos trabajando en eso”, agregó Ortega.

Promete acabar con casas de cartón
En su intervención, que inusualmente duró menos de media hora, el Mandatario habló de “tiempos de construir”, “de promover el progreso” y “el bienestar” del pueblo, de continuar alfabetizando, “hasta que desaparezcan todos los nicaragüenses que aún sufren de ese mal”, de continuar desarrollando programas de salud y hasta de la draga del Río San Juan para “el fortalecimiento de nuestra soberanía” y su aprovechamiento turístico.

A propósito de las lluvias, destacó además la construcción de “viviendas dignas” por parte de la Juventud Sandinista. “Van a desaparecer las casitas de plástico por casas dignas que está construyendo la Juventud Sandinista…casas para el pueblo, ésas, por esas casitas no paga nada la gente, no se les puede cobrar nada”, afirmó.

Sólo reconoce a Núñez y Ramírez
Aseguró que en este mes, entregarán en Managua 400 de esas viviendas. Incluso habló de un incremento en la exportación, pero no dio cifras. Retomó también el Programa Amor, con el cual, dijo, terminarán con el fenómeno de los niños y niñas trabajadores de los semáforos.

La única alusión que hizo Ortega sobre el Repliegue, fue al inicio de su discurso al recordar a Carlos Núñez Téllez y William Ramírez, como los comandantes que estuvieron a cargo de esa movilización histórica, y al “elevar oraciones” por las personas que participaron en la misma.

Posteriormente lo hizo también con el tres veces campeón mundial de boxeo y ex alcalde de Managua por el Frente Sandinista, Alexis Argüello, quien, según él, “alcanzó la cuarta corona con el pueblo trabajador humilde” de la capital.

Borge y Pastora furibundos
El vicesecretario del Frente Sandinista, Tomás Borge, y el ex jefe de la Alianza Democrática Nicaragüense, ARDE, Edén Pastora, arremetieron contra disidentes del FSLN como los comandantes de la Revolución, Henry Ruiz y Víctor Tirado López, calificándolos de “traidores”.

Así reaccionaron Borge y Pastora a las declaraciones periodísticas de Tirado López y de uno de los protagonistas del Repliegue, Moisés Hassan, donde aseguraron que el presidente Daniel Ortega, su hermano Humberto Ortega, Tomás Borge y Jaime Wheelock Román, estaban en Costa Rica cuando se dio el Repliegue Táctico hacia Masaya en junio de 1979.

En el acto oficialista de conmemoración de esa fecha histórica, Pastora los llamó envidiosos de la figura de Ortega, a quien elevó a personaje mundial.

“Falsos sandinistas…no son sandinistas los que no están dentro del Frente, los que no enarbolan la bandera roja y negra de Sandino, los que no apoyan los programas de este Gobierno, los que están con política imperial, los que andan con los antisandinistas de la derecha”, acusó Pastora, ex jefe de una agrupación contrarrevolucionaria que atacó a la Revolución desde territorio costarricense.

Velada amenaza
Borge por su parte dijo que ni siquiera quería hablar de ellos, pero terminó llamándolos “arrodillados frente al imperio” y “enemigos del FSLN”. “La actitud de aquellos que mencionó Edén es mucho más repugnante que la actitud de la llamada derecha nicaragüense, porque la derecha lógicamente está en contra del Frente Sandinista”, dijo.

“Lo que no soporto es la presencia de los desleales, de los que traicionaron la gloriosa bandera roja y negra, y que traicionando a esa bandera traicionaron la bandera azul y blanca”, agregó. La traición en el lenguaje histórico del FSLN, significa la muerte.

Habrá repliegue 100
El segundo del FSLN con su voz dificultosa, no desaprovechó la oportunidad para asegurar que “habrá Frente Sandinista hoy, mañana y siempre”. “Que se aliste la derecha y los traidores para el Repliegue número 100, porque dentro de 100 años el Frente Sandinista dirigido por ustedes los jóvenes estará también en el poder”, advirtió.