Leyla Jarquín
  •  |
  •  |
  • END

El diputado de la Bancada Democrática Nicaragüense, BDN, Eduardo Montealegre, aseguró que el hecho que el diputado Eduardo Quiñónez haya decidido representar a la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, en la comisión negociadora de las elecciones primarias que organiza la Comisión Permanente de Derechos Humanos, CPDH, no quiere decir que ya no pertenece a dicha bancada.

La decisión de Quiñónez generó suspicacias porque la bancada de la ALN en el Parlamento está integrada por diputados que salieron de la agrupación que lidera Montealegre, luego de quitarle la representación legal del partido ALN a través de una resolución emitida por el Consejo Supremo Electoral, CSE.

También porque se les ha señalado de estar al servicio del gobernante Frente Sandinista, pues durante la aprobación de leyes y decretos de trascendental importancia para el Poder Ejecutivo han votado junto al partido de gobierno.

¿Va o no va a ALN?

Sin embargo, Montealegre dijo que “el hecho que Enrique vaya a una reunión donde se discuten primarias porque se lo pidió un partido, no quiere decir que él no está en esta bancada”.

Aclaró que el movimiento VCE no es un partido político, y que por lo tanto no pueden “detener a alguien que quiere pertenecer a uno”; sin embargo, señaló que Quiñónez no le ha dicho que se afiliará a ALN.

La semana pasada, el diputado de la ALN, Ramiro Silva, confirmó que Quiñónez representará a esa agrupación política en la comisión negociadora de las elecciones primarias que organiza la CPDH, en la que participarán fuerzas de oposición para elegir a un candidato que se enfrente al del FSLN en las elecciones nacionales de 2011.

Silva justificó la decisión, señalando que los miembros de su partido tienen una gran amistad con Quiñónez, y no descartó que éste regresara a las filas de ALN. “En la vida todo es posible”, expresó en esa ocasión.