Leyla Jarquín
  •  |
  •  |
  • END

El movimiento Vamos con Eduardo, VCE, proclamó al diputado Eduardo Montealegre como su candidato a participar en las elecciones interpartidarias que se realizarán el 6 de marzo de 2011, donde se escogerá a la persona que representará a la oposición en la contienda electoral de noviembre de ese mismo año.

Como “la única esperanza que va a devolverle el progreso económico y social a nuestro país”, Montealegre fue ratificado ayer en el Asamblea Departamental que dicha agrupación política realizó en un centro recreativo de la capital, a la cual asistieron cientos de simpatizantes de diferentes departamentos del país.

El diputado de la Bancada Democrática Nicaragüense, BDN, Pedro Joaquín Chamorro Barrios, planteó tres importantes retos a Montealegre, los cuales consisten en “continuar librando la batalla en la Asamblea Nacional para la elección de un Consejo Supremo Electoral, CSE, que le devuelva la confianza a la población”.

Montealegre también enfrenta el reto de unificar, no sólo a las facciones liberales, sino a todas las expresiones de oposición, sin importar su color político, y a “desarrollar proyectos de nación que le devuelvan a Nicaragua el progreso y la institucionalidad erosionada por el gobierno orteguista”.

En su discurso, el líder del movimiento VCE aceptó los desafíos, convirtiéndose oficialmente en contrincante de Arnoldo Alemán en las elecciones interpartidarias que están organizando las facciones liberales y el Partido Conservador, con la mediación de la Comisión Permanente de Derechos Humanos, CPDH.

Tanto Alemán como Montealegre se han llamado a ser fórmula uno del otro, pero ninguno de los dos ha cedido, y al respecto, Montealegre destacó que “es de liberales ceder (…) pero no es de liberales someterse a empecinamientos personales”.

“Voy a participar en las elecciones primarias para preguntarle al pueblo demócrata si quiere que Eduardo Montealegre sea el candidato único de la oposición”, expresó el líder político.

En la Asamblea estuvo presente una comisión del Partido Conservador, pero su presidenta Azalia Avilés aclaró que con eso no estaban respaldando la candidatura de Montealegre, sino que más bien era un acto protocolario porque fueron invitados por la Junta Directiva del movimiento VCE.

Mientras, la diputada de la BDN, María Eugenia Sequeira, aprovechó para desmentir los señalamientos de la diputada independiente, Jamileth Bonilla, sobre los errores que a su juicio ha cometido Montealegre y que lo han llevado a un fracaso político.

“Lo que sí te puedo decir es que el error que él tuvo fue haber confiado en personas como Jamileth Bonilla, porque a pesar de que la mayoría de la población nicaragüense le decían que ella era un Caballo de Troya dentro del movimiento, la puso como diputada”, dijo.