•   MANAGUA  |
  •  |
  •  |

Los jóvenes que resultaron agredidos en la convención del Movimiento Vamos Con Eduardo, MVE, denunciaron hoy ante el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, la actitud “intolerante” de los simpatizantes del diputado Eduardo Montealegre, que no aceptaron su proclama de “la lucha es en las calles y no en las oficinas”.

También adelantaron que la denuncia que interpondrán en la Policía Nacional, será directamente contra el diputado Montealegre, porque no reaccionó ante el ataque que estaban sufriendo de parte de sus simpatizantes.

La presidenta del Cenidh, Vilma Núñez, condenó la agresión contra los jóvenes que pertenecen a la Red de Resistencia y manifestó que invitará a Eduardo Montealegre para que llegue a explicar su versión de los hechos.

Vilma Núñez consideró que la situación de violencia contra los jóvenes es una muestra de “intolerancia” ante las ideas y manifestaciones contrarias a la de un partido. “Ninguna organización política puede pretender que todo mundo hable el mismo leguaje, porque si así fuera, sería como uniformar a todos y no habría pluralismo”, señaló Núñez en alusión a la manifestación que hacían los jóvenes en la convención donde se ratificó a Montealegre como precandidato presidencial en las elecciones interpartidarias.

La presidente del Cenidh lamentó que los efectos del “comportamiento inadecuado contra la democracia”, también estén contaminando todo el ambiente político, en alusión a las manifestaciones progubernamentales que no permiten críticas al presidente Daniel Ortega.

MVE lamenta el suceso
La responsable de campaña del MVE, diputada María Eugenia Sequeira, lamentó el suceso e invitó a los muchachos a llegar a las oficinas del movimiento, para demostrarles que no tienen nada contra ellos.

Explicó además que el día del evento, el diputado Montealegre bajó de la tarima para pedir la calma, pero fue retirado de inmediato por los guardas de seguridad, porque la situación se había salido de control.

Francisco Valdivia, miembro del MVE, explicó que estos jóvenes no eran invitados oficiales del movimiento, sino que fueron invitados a título personal por el miembro eduardista Jader Alvarado, sin embargo, nunca les informaron que llegaban hacer una protesta o manifestación.