•  |
  •  |
  • END

Nicaragüenses de distintos sectores sociales y políticos que viven en el exterior, rechazaron las intenciones del presidente Daniel Ortega de postular su reelección para las elecciones nacionales de 2011, aún cuando la Constitución Política se lo impide, y las del ex mandatario Arnoldo Alemán, por considerarlo co-responsable de la actual crisis institucional del país.

El social cristiano, Adán Fletes, hizo circular por Internet un pronunciamiento donde él y otros compañeros de partido que residen principalmente en varios estados de los Estados Unidos, expresan tal posición.

“No podemos permitir que en 2011, el pueblo nicaragüense tenga que enfrentar el dilema fatal de escoger entre Ortega y Alemán, pues ninguno de los dos representa el verdadero sentir del pueblo nicaragüense (…)”, dice el texto.

Los efectos del pacto
Y es que en el mismo, los firmantes recuerdan que “el pacto Alemán-Ortega llevó al FSLN de Daniel Ortega y al PLC de Arnoldo Alemán, a repartirse los poderes del Estado en partes iguales, diz que en búsqueda de la gobernabilidad, pero que implicó una reforma a la Constitución, que permitió a Ortega ganar las elecciones en 2006 con el 35% de los votos”.

“Sin duda alguna, ese pacto fue el generador de un bipartidismo forzado que atenta contra el pluralismo político, y ha sido un instrumento dañino para el proceso de democratización de Nicaragua”, agregan.

Los independientes del pacto
Ante esa situación, proponen la creación de “una alternativa que cuente con el 52% que no simpatizan ni con Ortega y el FSLN, ni con Alemán y el PLC”.

En días anteriores a este pronunciamiento, estos mismos nicaragüenses se habían reunido para analizar la situación institucional del país, donde a modo de reflexión señalaron el fraude electoral en los comicios municipales de 2008, la concentración del poder de parte del presidente, el “asalto contra todo movimiento sindical”, “el boicot de la libertad de expresión”, entre otras cosas.