•   BRASILIA  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, recibirá mañana a su homólogo nicaragüense, Daniel Ortega, para discutir diversos asuntos bilaterales, así como el conflicto entre Colombia y Venezuela y la situación de Honduras.

La visita de mañana será la primera de Ortega a Brasil desde que asumió el poder y apunta a reforzar los lazos políticos, económicos y comerciales, así como la cooperación en el área de energía y biocombustibles. El mandatario nicaragüense tenía previsto visitar Brasilia el 14 de marzo de 2007, tres meses después de asumir la Presidencia, pero suspendió su viaje a última hora debido a un desperfecto en un avión que el Gobierno venezolano le había prestado para desplazarse.

En la reunión que sostendrán mañana, fuentes oficiales afirmaron que Lula y Ortega discutirán una "agenda abierta", que en lo político se centrará en el conflicto diplomático que enfrenta a Venezuela y Colombia y la situación de Honduras, cuyo nuevo Gobierno aún no ha sido reconocido ni por Brasil ni por Nicaragua.

Tanto Lula como Ortega sostienen que aún "no hay condiciones" para reconocer al Gobierno de Porfirio Lobo, quien en noviembre ganó las elecciones convocadas tras el golpe de Estado que derrocó a Manuel Zelaya en junio del año pasado. Brasil y Nicaragua coinciden en que, para ser reconocido, el Gobierno de Lobo debe avanzar en un "proceso de reconciliación nacional" y, sobre todo, generar las "condiciones necesarias" para el regreso del ex presidente Zelaya a Honduras.

Con relación a la ruptura de relaciones con Colombia decidida esta semana por Venezuela, Daniel Ortega ha manifestado su "solidaridad" con el Ejecutivo de Hugo Chávez y ha acusado al Gobierno de Álvaro Uribe de intentar "provocar un conflicto" antes de entregarle el poder al presidente electo, Juan Manuel Santos, el próximo día 7. En ese caso, Brasil ha sido más moderado, ha "lamentado" la ruptura de relaciones y manifestado su voluntad a contribuir para la recuperación del "diálogo".

Lula ratifica su ayuda a "recuperar y construir confianza"
Lula recibió ayer al ministro de Relaciones Exteriores venezolano, Nicolás Maduro, y según explicaron fuentes oficiales, le ratificó su intención de ayudar a "recuperar y construir confianza" en las relaciones entre Colombia y Venezuela. Además de esos conflictos regionales, Lula y Ortega evaluarán la marcha de diversos programas mediante los cuales Brasil coopera con Nicaragua en las áreas de agricultura, viviendas populares, salud, educación, energía y combate al hambre.

En el sector de energía, Brasil ha ofrecido a Nicaragua su experiencia y tecnología para la producción de etanol de caña de azúcar, producto que abunda en toda Centroamérica, y también apoyo para el desarrollo de proyectos hidroeléctricos. El más importante es la construcción de la represa hidroeléctrica de Tumarín, en la Región Autónoma del Atlántico Sur de Nicaragua, que tendrá capacidad para generar 220 megavatios y cuyas obras han sido adjudicadas a un consorcio de capital brasileño.