•   Río de Janeiro  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, afirmó hoy que el Gobierno colombiano tiene que negociar primero acuerdos que permitan la paz interna como forma de garantizar la estabilidad de la región, actualmente afectada por la decisión de Venezuela de romper relaciones con Colombia.

"La solución del conflicto interno de Colombia, así como ahora la del conflicto en Latinoamérica, exige la voluntad de los colombianos de buscar la paz, de buscar acuerdos que le den seguridad", señaló Ortega en un discurso que pronunció tras la reunión que tuvo en Brasilia con su homólogo brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva. "Y eso traerá paz y estabilidad a la región, y contribuirá para una nueva historia en América Latina y el Caribe en la que todos podamos converger hacia la unidad", agregó el gobernante nicaragüense.

El ex líder guerrillero afirmó que en varias ocasiones le ha manifestado al presidente colombiano, Álvaro Uribe, su posición en el sentido de que es necesario negociar para buscar la paz en Colombia, aunque no citó específicamente al grupo guerrillero Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Ortega aseguró estar convencido de que, a pesar de las complejidades, Colombia y Venezuela serán capaces de crear condiciones para "la paz y la estabilidad entre pueblos hermanos, entre naciones hermanas".

Presencia de guerrilla propicia la ruptura
Venezuela anunció la ruptura de las relaciones con Colombia la semana pasada, luego de que el Gobierno de Uribe denunciara una supuesta presencia de guerrilleros en territorio venezolano. "La solución para esas tensiones desde ningún punto de vista puede ser la guerra. Sería terrible para América Latina y para el Caribe tener una guerra en esas circunstancias", explicó Ortega, quien tiene estrechas relaciones con el presidente venezolano, Hugo Chávez.

Pese a que no citó específicamente la crisis entre Colombia y Venezuela, Lula sostuvo en su discurso en el mismo acto que "la cooperación, el diálogo y la diplomacia deben prevalecer como base para las relaciones entre Estados en América Latina". "Somos favorables de una solución regional y pacífica de nuestros desafíos y de eventuales conflictos", agregó el mandatario brasileño en una aparente mención a la crisis entre los dos países suramericanos.

Uribe agregó hoy que su Gobierno presentará en la reunión de cancilleres de la Unasur convocada para mañana en Quito un "plan de paz" basado en la desmovilización o rendición de los guerrilleros que presuntamente se han establecido en Venezuela.