elnuevodiario.com.ni
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, invitó a su homólogo de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, a que asista a la colocación de la primera piedra de la construcción del millonario proyecto hidroeléctrico Tumarín, informaron fuentes oficiales.

El proyecto, que según indica el portal gubernamental “El 19” generará 250 megavatios de energía eléctrica, y será construido en el Caribe sur de Nicaragua en tres o cuatro años con una inversión de 806 millones de dólares.

Ortega dijo en un acto público anoche que para financiar este proyecto hidroeléctrico el Banco de Desarrollo de Brasil otorgará un crédito por 342 millones de dólares y el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) otro por 258 millones. Las empresas brasileñas Electrobras y Queiros Galvao aportarán los restantes 206 millones de dólares.

“El presidente Lula ha manifestado su disposición de acompañarnos en el inicio de estas obras (de Tumarín)”, recalcó Ortega, sin precisar la fecha en que tendrá lugar la colocación de la primera piedra.

Tumarín es un proyecto integral
El mandatario recordó que el gobernante brasileño ya ha visitado Nicaragua como líder del Partido de los Trabajadores y en calidad de presidente de Brasil. Señaló que el pasado día 28 él retribuyó estas visitas de Lula con una a Brasilia, donde ambos gobernantes pasaron revista a la agenda bilateral.

En dicho encuentro se hizo énfasis en planes de cooperación que el mandatario brasileño apoya en Nicaragua en las áreas de la agricultura, viviendas populares, salud, educación, energía y la lucha contra el hambre.

Ortega anotó que el proyecto incluye la construcción de un embalse, aprovechando las aguas del Río Grande, en Tumarín; el desarrollo de un poblado que se llamará Nuevo Apawas, donde se construirán 200 viviendas, una carretera de 50 kilómetros y el tendido de 81 kilómetros de líneas de transmisión eléctrica.

“Ojalá Ortega haya aprendido”
Ojalá el presidente Daniel Ortega haya aprendido las lecciones de desarrollo y democracia que el Brasil de Lula practica actualmente, dijo en su columna semanal el coordinador de la Alianza Movimiento Renovador Sandinista, MRS, Edmundo Jarquín.

Tras elogiar los logros de Brasil en materia económica y de desarrollo, aún con sus problemas, Jarquín expresa, “ojalá el presidente Ortega se haya dado cuenta de lo anterior, y entienda que el desarrollo de Nicaragua depende más de políticas correctas, en todos los campos, económico, social, institucional, que de cualquier otra cosa”.