•  |
  •  |
  • END

Ni gobernantes ni gobernados han obedecido el Estado laico que por primera vez fue hecho Ley en la Constitución “Libérrima” de José Santos Zelaya en 1893. Esa conciencia cristiana del pueblo es aprovechada para utilizar la religión como medio de manipulación política.

Creencias, dogmas y supersticiones de todo tipo contribuyen incluso para adorar  los huesos de un muerto dentro de un muñeco. “Eso rebasa lo que estamos hablando del Estado laico, es una ridiculez, es un irrespeto; no es el santo Don Bosco, es un muñeco de cera”, dice la teóloga María López Vigil, a propósito de que la pareja presidencial, creyéndose los “elegidos de Dios”, llevaron a su gabinete a recibir los restos del santo.

Sí es así, ¿Cuánto hemos retrocedido en la laicicidad del Estado?

En Nicaragua la Constitución es laica, pero nunca el Estado ha sido laico, porque la conciencia de la población no es laica. Lo laico es que el Estado no debe preferir ninguna religión, ni decidir sus políticas públicas desde la religión. Las tiene que promover con una ética, pero con una ética laica que sirva para toda la población. Lo podés ver incluso en los medios de comunicación, cuando el periodista dice al final de su programación “y que Dios los bendiga”, ese periodista no está pensando con una conciencia laica.

No hay conciencia laica ni en los medios de comunicación, ni en las políticas públicas. Siempre recuerdo al presidente Enrique Bolaños emitiendo un decreto presidencial para ordenar oraciones por lluvia en un año de sequía, eso es violar el Estado Laico y no porque la religión deba ser sólo del ámbito privado, si no porque está asumiendo creencias que son de una parte de la población.

¿El gobierno del presidente Ortega es realmente cristiano?
Este gobierno de Daniel Ortega no es laico, pretende ser cristiano, pero no es cristiano, viola constantemente lo laico de la Constitución; también lo viola la jefa de la Policía, Aminta Granera cuando celebra con una misa el aniversario de la Policía en la Catedral y hace que los policías tenga que participar en un acto religioso y muchos de ellos no creen en eso. Continuamente aquí las instituciones, todos los gobiernos violan el principio constitucional del Estado laico, porque saben que la población no tiene una conciencia laica.

En el caso del gobierno del presidente Daniel Ortega, ¿Cree que se está aprovechando de esa conciencia religiosa de la gente?
Utiliza el cristianismo en su versión evangélica y su versión católica, porque el gobierno se define como cristiano, lo cual es cuestionable, porque lo cristiano no es ayudar a los pobres únicamente, sino hacer de los pobres sujetos no objetos. Jesús nunca hizo de la gente objetos de compasión, sino sujetos de dignidad personal, y por otro lado, Jesús desafió al poder y a la autoridad. El cristianismo es una propuesta frente al poder. Este gobierno no es cristiano y cuando da cosas, hace de la gente objeto de limosna, de ayuda, de compasión, no construye sujetos críticos.

¿Es una manipulación del cristianismo entonces?
Lo más grave es que no es sólo una manipulación del cristianismo. Ellos (la Primera Dama y el presidente) han entrado en un sentimiento, que yo creo que no es religioso, es más bien emocional, porque ellos se sienten elegidos por Dios para gobernar, sienten que Dios está con ellos y nos piden a nosotros que le agradezcamos a Dios que él (Daniel Ortega) haya sido presidente. Es decir, no creen que Dios los haya elegido, lo sienten, lo proyectan, eso es más grave que utilizar la religión.

No siempre las convicciones religiosas son buenas, eso es un mito. Mucha gente dice no hay valores porque falta la religión, pero en nombre de la religión se ha matado, se ha torturado, se ha excluido, se ha hecho hogueras, es decir, no siempre los valores religiosos construyen una ética positiva, pueden construir autoritarismo, mesianismo, dictaduras.

Todos los dictadores han tenido religión y han estado convencidos de que ellos fueron los elegidos para esa forma de gobierno, las dictaduras tienen religión y no tienen valores.

Vimos en el aeropuerto que el presidente Ortega recibió con honores la imagen de Don Bosco, incluso estuvo presente la jefa de la Policía y el Ejército. ¿Cómo es visto esto en un Estado laico?
Lo que ocurrió en el aeropuerto es algo muy grave, rebasa lo que estamos hablando del Estado laico, es una ridiculez, es un irrespeto, no es el santo Don Bosco, es un muñeco de cera. Es increíble que la congregación salesiana contribuya a esa superstición. Don Bosco murió y le han arrancado un pedazo de hueso y lo llevan dentro de un muñeco de cera, eso es superstición, magia, después se critica el vudú. Es algo vergonzoso. Lo primero que tiene que cuestionarse es la congregación salesiana, porque es una vergüenza.

¿Qué significa la adoración de esa imagen para la religión católica?
El tema de las reliquias de la religión católica debe ser analizado sociológicamente. No hay religión que desprecie más el cuerpo vivo y aprecie más el cuerpo muerto que la religión cristiana en su versión católica. Una decía, tengo la pluma de un ángel para que vinieran a ver la pluma; el otro dice que tiene la cabeza de San Juan; el otro, que tiene la sábana santa; el otro, que tiene un pedazo de hueso del otro santo. Eso es forense, eso es vergonzoso, es decir hay un desprecio a los cuerpos vivos y un aprecio a los cuerpos muertos en la religión católica.

¿Por qué lo ratifica el gobierno?
Porque le favorece.

Obispos compiten con gobierno por símbolos religiosos
La manzana de la discordia son los “símbolos cristianos”, monopolio de la Iglesia Católica que el presidente Daniel Ortega llegó a invadir.

¿Por qué cree que la Conferencia Episcopal, CE, no estuvo presente en la venida de la imagen de Don Bosco?
Yo creo que no estuvo presente, o porque no fue invitado o porque quiso tomar cierta distancia de ese acto, pero no creo que sea por conciencia laica. Estaba allí el único obispo, el cardenal Miguel Obando que pertenecía a la congregación salesiana, de la cual fue fundador Don Bosco. No creo que signifique nada políticamente.

¿Cree que existe una disputa con el gobierno por los símbolos?
La que se está disputando no es un cristianismo verdadero o profético, es el poder de los símbolos religiosos. Es decir, lo obispos católicos son dueños de los símbolos religiosos y entran en competencia con el gobierno.

¿Cree que la Iglesia esté dividida porque el Cardenal respalda al presidente Ortega y, por otra parte, una Conferencia Episcopal critica el accionar de este mismo gobierno? ¿Cómo se interpreta esta situación?
Yo no creo que sea suficientemente crítica porque si lo fuera tendría que ser suficientemente crítica al accionar de la oposición cuando es exactamente igual que el gobierno. La CE, creo que es oportunista en estos momentos de confusión política. Yo no veo mensajes proféticos, veo intereses detrás de la CE, que se siente también en competencia con el gobierno por los símbolos religiosos. Le molesta que el gobierno diga que es cristiano, porque eso lo tienen que decir ellos. Los curas, los obispos han privatizado el mensaje de Jesús.

Además de legitimar su gobierno, ¿qué más significa la presencia constante del cardenal Obando a la par de Ortega?
Yo creo que el gobierno no se legitima yendo siempre al lado del Cardenal, quien se deslegitima es él, yo creo que Obando no le suma mucho al gobierno.

Este gobierno profesa “paz, solidaridad y reconciliación”, pero al mismo tiempo ratifica actos de violencia contra sus opositores? ¿Cómo se explica eso?

Tenemos a un gobierno que toma un poco de cada cosa en su provecho, ¿cómo definirlo en el tema este? yo diría que es un chacuatol, yo diría que hay un oportunismo. Pero lo que más me preocupa es que las iglesias evangélicas en su conjunto lo favorecen y las iglesias católicas también lo favorecen.

En este siglo, ¿Qué significa que el Nuncio Apostólico, enviado directo del Papa Benedicto XVI, Arzobispo Henryk Józef Nowacki, sea en Nicaragua el decano del cuerpo diplomático presente en Nicaragua?
El Vaticano es un Estado monárquico y la Iglesia Católica es una monarquía donde no existe ni democracia ni derechos humanos, es uno de los Estados más monárquicos absolutistas y centralistas que existen en la tierra. Su capacidad de centralización y de autoritarismo supera al de Daniel Ortega. En ese caso el nuncio es representante de un Estado, no es un representante espiritual y que sea el decano de la diplomacia no tiene mayor importancia.

¿Qué cambios se deben hacer entre la población?
En todo caso una población más espiritual. La espiritualidad es una tendencia del ser humano, la religión es la expresión de la cultura y muchas veces al institucionalizarse se convierte en jerarquía, en poder, en dogma, todos tienen que creer lo mismo, todos tiene que obedecer lo mismo... yo creo que Nicaragua debe ser más espiritual y no menos religiosa, pero nos falta cantidad de tiempo para eso.

Nos falta formación científica, formación bíblica, formación humana, para lograr desprendernos de una religiosidad llena de prejuicios, de dogmas, de creencias que favorecen al poder autoritario.

El imperialismo bíblico
¿Qué tanto feligresía ha perdido la Iglesia Católica en Nicaragua y cuánto ha ganado la Evangélica?
Las últimas encuestas dan un porcentaje alto de gente que ha emigrado del catolicismo al evangelismo, la Iglesia Católica es la histórica, la tradicional, pero en muchos casos no se acerca a los barrios de Managua, ni de todos los lugares. Lo que más hay son pequeños templos del culto evangélico, con muy poca formación en todos los sentidos, pero que controla al rebaño. Las iglesias evangélicas ofrecen más oportunidades festivas, en algunos casos ruidosos. Yo creo que la cifras van más o menos por la tercera parte de la población cristiana de Nicaragua es ya cristiana evangélica. Cristiana católica por tradición, depende de los barrios, depende de muchas cosas. Pero lo más que hay hoy en día es el chacuatol.

¿Chacuatol?

Son unos grupos que se dejan llevar por varias ideas que son tanto evangélicas como católicas. Por ejemplo, el imperialismo bíblico que es proponer que en la Biblia está todo lo que debemos saber, es decir, el hacer de la Biblia una especie de manual de comportamiento moral, con poca formación para entender.

También está el aprecio al pastor que va desde creer lo que dice, hasta pagarle el diezmo con lo cual le paga sus vacaciones, su buena vida, lo que sea. En el catolicismo es respeto al padrecito, en los evangélicos es culto al pastor. Es la creencia del sacrificio como valor.