•  |
  •  |
  • END

Pareciera que la devolución de la personería jurídica al Partido Conservador, PC, sólo ha traído división a esta agrupación política. Ayer, la facción del concejal capitalino Luciano García, interpuso ante la Dirección de Atención a Partidos Políticos del Consejo Supremo Electoral, CSE, un Recurso de Nulidad contra lo actuado por el Consejo Nacional de ese partido dirigido por Azalia Avilés el pasado 31 de julio, lo cual ésta calificó de “grave”.

En un comunicado de prensa leído por García, señalaron a Alfredo César, Alejandro Bolaños Davis y a Azalia Avilés de violar los estatutos del PC, y de “repartirse cargos de directivos y de elección popular al mejor estilo del orteguismo”.

Luciano García, William Báez, los diputados ante la Asamblea Nacional, Javier Vallejo y Jorge Matamoros; el asesor de Asuntos Jurídicos del PC, Julio Ruiz Quezada, y representantes distritales, municipales y departamentales del partido, rechazaron oficialmente “todo lo actuado por ese Consejo Nacional”.

El sábado fatídico

La mañana del pasado sábado, el PC encabezado por César, Bolaños Davis y Avilés y 12 representantes departamentales (que según ellos son el 60% de la representación nacional del partido) eligió sus autoridades, sus candidatos a diputados nacionales, departamentales, al Parlamento Centroamericano y hasta al candidato a la Presidencia de la República.

Según explicó Avilés, en esa ocasión la selección de los candidatos a cargos de elección popular se dio porque el Consejo Nacional reformó los estatutos y agregó un nuevo artículo en el que establecieron que dichas escogencias no se harían mediante un proceso de gran participación, como la gran convención.

Sin embargo, el comunicado dado a conocer ayer señala que el artículo 91 de los estatutos del PC establece que “el proyecto de reforma será presentado a la Secretaría Política y ésta distribuirá copias a los miembros del Consejo, quienes en la primera sesión del Consejo Nacional después de recibidos deberán aprobarlos o reformarlos”.

¿FSLN detrás de movida?

“No existe la menor duda que detrás de esta movida está el FSLN tratando de infiltrarnos personas y tratando de boicotear la tan ansiada unidad que queremos las fuerzas democráticas de Nicaragua”, agrega el comunicado.

Además, durante la conferencia permaneció pegada en la pared una fotografía del Consejo Nacional del 31 de julio, con un mensaje que rezaba: “Ellos le ganaron a Roberto Rivas, se robaron las elecciones internas del PC”.

García justificó la decisión de recurrir al CSE que ellos mismos desconocen y al que acusan de cometer el fraude de las elecciones municipales de 2008, diciendo que sólo están reclamando por algo injusto, y que al hacerlo no están reconociendo las acciones de las autoridades de ese poder del Estado.

Avilés defiende

Mientras, Azalia Avilés defendió lo actuado por el Consejo Nacional del 31 de julio, señalando que ahí estaban representantes del partido de 12 departamentos, los cuales, según aseguró, son el 60% de la representación nacional.

Afirmó que ya hay jurisprudencia sobre eso, pues cuando en el 2001 les restituyeron la personería jurídica el partido hizo el mismo proceso.

Bolaños Davis aseveró que “la facción que protesta está molesta porque los resultados no los favorecen”, y que Luciano García, Javier Vallejo y Jorge Matamoros quieren entregar el partido al Movimiento Vamos con Eduardo.

Avilés y Bolaños Davis negaron que estén aliados con el Frente Sandinista. “Es una falacia que seamos aliados del FSLN… es injusto lo que está pasando y los trapos sucios se deben lavar en casa”, expresó Avilés sobre todo el conflicto.