Leyla Jarquín
  •  |
  •  |
  • END

El reciente encuentro en que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, recibió las Cartas Credenciales de parte del embajador designado por Nicaragua en ese país, Francisco Campbell, y del cual consta una fotografía de ambos dándose un fuerte apretón de manos, es reflejo del lado pragmático de la política exterior del país norteamericano.

Así lo analizó el sociólogo y ex diplomático del actual gobierno, Oscar René Vargas, luego de que un familiar de Campbell difundiera dicha foto. “La política exterior norteamericana tiene dos vertientes, una pragmática y una ideológica, y en este caso predominó la pragmática”, expresó.

Nicaragua buen portada

Según explicó Vargas, la diplomacia pragmática de Estados Unidos “reconoce lo que realmente pasa”, y que en Nicaragua específicamente, reconoció que este país “se ha vuelto un tapón de la inmigración ilegal y del narcotráfico”.

“Además, porque con Nicaragua tienen el Cafta, donde ellos no hacen inversiones de tipo estatal, y porque Nicaragua cumple con las políticas del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Mundial (BM), donde ellos son mayoritarios”, agregó el ex embajador de Nicaragua en Francia.

Campbell fue designado en marzo para ser embajador de Nicaragua en Estados Unidos, luego de que el cargo permaneció vacío durante más de un año, y no fue hasta en mayo que el embajador estadounidense en Managua, Robert Callahan, le dio el plácet al nombramiento.

Posteriormente, su acreditación fue cuestionada porque según fuentes diplomáticas, Campbell presentó sus Cartas de Estilo a funcionarios de Protocolo de menor rango del Departamento de Estado.

Antiimperialismo molesta, pero no influye

Respecto a la diplomacia ideológica de EU, Vargas explicó que ésta es la que no está de acuerdo con los gobiernos que lo cuestionan; sin embargo, dijo que el discurso antiimperialista del presidente Daniel Ortega no es determinante en las relaciones con el gobierno de Obama, pese a que en él lanza fuertes críticas y denuncias contra ese país. “Les molesta, pero no es determinante”, subrayó.

No obstante, Vargas señaló que mientras eso pasa, Estados Unidos ve con preocupación que no haya una verdadera alternativa de oposición al gobierno de Ortega, y en este sentido afirmó que el país norteamericano apoyó el golpe de Estado en Honduras contra el entonces presidente Manuel Zelaya.

“Honduras para ellos era el eslabón más débil de Centroamérica, pues si Honduras seguía con el Alba (Alternativa Bolivariana para los pueblos de nuestra América), iba a influir en El Salvador y a crear una nueva correlación de fuerzas que no les favorecía”, aseveró.

----------------------------------------------------------------
Ortega confía en Campbell

Ary Neil Pantoja
El Embajador de Nicaragua en Estados Unidos, Francisco Campbell, sostuvo que el Gobierno del Presidente Daniel Ortega busca “mejorar las relaciones” con su homólogo Barack Obama. Según Campbell, durante su encuentro en Washington, Obama a su vez, le habría expresado que “está comprometido en mejorar las relaciones” entre ambas naciones.

Campbell se reunió la noche del martes con el presidente Ortega en la Secretaría del Frente Sandinista, y regresa hoy a Washington para convocar a reunión a todos los cónsules ubicados en Estados Unidos y comenzar a tratar diversos temas, primero para mejorar las relaciones entre Washington y Managua sobre todo en el área comercial y el turismo.

En segundo lugar, para empezar a brindar una mejor atención a los inmigrantes nicaragüenses y los connacionales que residen allá.

“Vamos a promover una relación de respeto mutuo”, dijo Campbell tras la reunión con el Presidente Ortega, quien no participó en la conferencia de prensa.

Campbell aprovechó para rememorar parte de la conversación con Obama, y particularmente, el hecho de que ambos estudiaron en Hawai en la misma época y universidad.

Según Campbell, Obama le habría dicho que “dos hawaianos podrían contribuir a mejorar las relaciones entre Estados Unidos y Nicaragua”. Asimismo, Obama le expresó que en algún momento debieron encontrarse sin darse cuenta, mientras ambos estudiaban en la misma universidad.