•  |
  •  |
  • END

En la adhesión oficial de los diputados Enrique Quiñónez y Alan Rivera a la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, esta organización política le coqueteó a Eduardo Montealegre, planteando la posibilidad de prestarle su casilla para que participe en las elecciones nacionales de 2011 y de negociar juntos con el Frente Sandinista la elección de los 25 funcionarios públicos.

En medio de las suspicacias que generó su repentina decisión de pasarse a las filas de ALN, Quiñónez aseguró que su candidato para Presidente de la República sigue siendo Eduardo Montealegre, quien también lidera la bancada a la cual perteneció hasta ayer, la Democrática Nicaragüense, BDN.

Quiñónez, quien antes también perteneció al Partido Liberal Constitucionalista, PLC, afirmó que Eduardo es una realidad política y dentro de ALN ha escuchado que es un buen candidato.

También se fijan en Gadea
Sin embargo, señaló que si Montealegre declina su candidatura para dejarle el camino abierto a Fabio Gadea Mantilla para que sea el “candidato de consenso”, éste sería un excelente postulante a la Presidencia.

El presidente de ALN, Alejandro Mejía Ferreti, comentó por su parte, que “si hay un candidato votable que una y que vaya a comprometerse a cumplirle al pueblo lo que el pueblo desea, la ALN está abierta para ofrecer su casilla.

Mientras, el secretario nacional de ALN, diputado Carlos García, recordó que Montealegre “todavía es miembro activo del Partido ALN, (porque) se afilió (y) no ha renunciado a ALN”.

Con la adhesión de Quiñónez y Rivera, la bancada de ALN aumenta a siete diputados, mientras que la BDN se reduce a 12, por lo que los legisladores de la ALN fueron consultados sobre cuál será su posición en las negociaciones por la elección de los funcionarios para los 25 cargos públicos que están vacantes.

García refirió que ALN tiene el derecho constitucional de participar en dichas negociaciones, y que existen varias opciones en cuanto a qué bancadas llegarán a un consenso. En ese sentido, mencionó que Eduardo Montealegre tiene en sus manos la decisión que sean ALN, BDN y FSLN.

Las opciones
“Si Eduardo decide que negociemos BDN, ALN y Frente Sandinista, estamos dispuestos; si el PLC quiere amarrarse con el Frente ese es su problema. Hay varias opciones, está la opción de la BDN, ALN, Frente o PLC-Frente”, dijo el diputado.

“Creo que en su momento se tendrán que elegir y nosotros estamos dispuestos a participar en esa elección y tener representatividad tanto como partido y como diputados que tenemos representación en la Asamblea Nacional”, agregó.

El acto de adhesión de Quiñónez y Rivera a la ALN estuvo cargado de llamados a confiar en esta organización política.

“Nos vamos a volver a ganar la confianza del pueblo nicaragüense, para eso vamos a visitar todos los rincones de Nicaragua”, manifestó Quiñónez.

Y es que en varias ocasiones ALN ha sido un aliado estratégico del Frente Sandinista en la Asamblea Nacional.

Seguidores de Montealegre en el acto

Los otros adheridos fueron la diputada ante el Parlamento Centroamericano, Diana Urbina, y el ex diputado por el PLC, Jaime García.

En el acto estuvo el fiel seguidor de Eduardo Montealegre, el periodista Santiago Aburto, quien junto al diputado Víctor Guerrero fue llamado como uno de los “futuros aliados de ALN”.