•  |
  •  |
  • END

La bancada del partido Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, y sus recién adheridos diputados, Enrique Quiñónez y Alan Rivera, se comprometieron con la Bancada Democrática Nicaragüense, a respaldar la iniciativa de ley para derogar el Decreto Ejecutivo 03-2010, mejor conocido como “decretazo”.

El diputado de la BDN, Eduardo Montealegre, calificó el compromiso como “un paso importante” encaminado a que la oposición en la Asamblea Nacional reúna 47 votos. “Es importante trabajar en una agenda legislativa que el pueblo de Nicaragua quiere que hagamos como oposición, juntos, ALN, BDN, PLC, MRS y algunas independientes”, expresó.

“(Y) si logramos mantenernos unidos y mantener los cuatro votos en la Junta Directiva, ahí se va a hacer lo que la oposición quiera”, agregó.

ALN respalda a Montealegre
Montealegre señaló que lo mismo se debe hacer contra la Sentencia 504 que emitió la Corte Suprema de Justicia, CSJ, con la que declaró inconstitucional el artículo que le impide al Presidente Daniel Ortega ser candidato en las próximas elecciones nacionales.

ALN aprovechó para reiterar que apoyarían y le prestarían su casilla a Fabio Gadea Mantilla, en el caso que Montealegre decida declinar de su precandidatura presidencial. Por el momento, ALN mantiene su respaldo a Montealegre.

“El hecho que Enrique Quiñónez se haya pasado a las filas de ALN, no significa que existe un rompimiento entre la simpatía que tenemos con Eduardo Montealegre. Le estamos reafirmando a Montealegre que hay una afinidad de la dirigencia en respaldarlo en su candidatura presidencial”, señaló el diputado ALN, Carlos García.

Reconoce gesto de Montealegre
Al respecto, Quiñónez dijo que “Eduardo ha demostrado una gran humildad al decir que declinará (de su precandidatura) para nominar en consenso a una persona, en este caso a Fabio Gadea Mantilla, para que todos los demócratas lo apoyemos a la Presidencia de la República”.

Sin embargo, Montealegre afirmó que por el momento están enfocados en “asegurar un Consejo Supremo Electoral limpio, honesto y transparente”, y en este sentido reconoció que las bancadas de ALN, la BDN y el FSLN son una “opción” para negociar la elección de los funcionarios que ocuparán los 25 cargos públicos que están vacantes.

Advirtió que “lo importante es tener la certeza que no se va a votar por la reelección de Roberto Rivas y de los otros magistrados que se robaron las elecciones en el 2008”.

“Si nosotros nos sumamos llegamos a los 56 votos, pero mientras el Presidente de la República insista en reelegir a don Roberto Rivas, a don René Herrera, a don José Marenco y a los otros, no hay votos”, sentenció.