•  |
  •  |
  • END

Jóvenes de diferentes partes del país, la mayoría de redes cristianas formaron el partido Unidad y Restauración Joven por la Esperanza, URJE, según explica su coordinador Julio César Tardencilla Moya. El planteamiento para las próximas elecciones es que al menos el candidato a la vicepresidencia sea un joven.

Según Tardencilla Moya la prioridad que plantea su organización es trabajar para terminar con el desempleo haciendo política con el enfoque demócratacristiano, y esa preocupación según él, les permitió comenzar a organizarse hace un año.

“Profesionales cristianos vimos la necesidad de ser una opción en Nicaragua, es cristiana porque creemos que la política se puede hacer social sin demagogia y retórica que la gente que vive con dos dólares al día pueda progresar, es decir una agenda social”, plantea Tardencilla.

Tercera vía es posible
El líder juvenil es de quienes cree en una tercera vía en Nicaragua, pero considera que podrían sumarse a una gran coalición que replique a la Unión Nacional Opositora, UNO en 1990. Pese a ello, señala que para lograrlo se requiere que los líderes liberales Arnoldo Alemán y Eduardo Montealegre desistan de sus candidaturas.

URJE, según Tardencilla, está conformado por ocho organizaciones juveniles, redes evangélicas, la Red de Universitarios Liberales y otros pertenecientes a Organizaciones No Gubernamentales, ONG.

El proyecto contempla organizar a 200 mil jóvenes y realizar una manifestación para diciembre de 35 mil participantes. Según él, los recursos económicos salen de los mismos miembros y han tratado de mantenerse al margen de los políticos tradicionales.

Cambio en CSE debe ser por presión del pueblo
Tardencilla no cree en el Consejo Supremo Electoral, CSE por lo que dice no ilusionarse por la personalidad jurídica de su movimiento. Considera que el cambio de esos funcionarios debe ser producto de la presión del pueblo.

El joven trabaja en una pequeña oficina donde funciona el periódico mensual “El Heraldo”. Tardencilla plantea que la lucha es de valores contra antivalores que representan quienes hacen política actualmente y que pudiera ser una de las causas de la atomización de los grupos juveniles. Considera que la apatía de la juventud es producto de los malos ejemplos que han dado los adultos.

Como fuerza socialdemócrata asegura que tienen relaciones con el presidente de la Unión Demócrata Cristiana, UDC, Agustín Jarquín Anaya y el constitucionalista Cairo Manuel López.

Adultos dan mal ejemplo
“Nos queremos enajenar de la política y aunque no queremos marginar a nadie, podemos fortalecer una tercera vía e incluso una posible UNO, sin Alemán y Montealegre, pero así como están no lo veo”, señaló Tardencilla.

Dijo que deben plantear la estrategia por una tercera vía en Nicaragua que ofrezca un verdadero cambio. Aseguró que al igual que la Alianza Patriótica, ellos presentarán su programa a la Nación.