•  |
  •  |
  • END

El alcalde destituido de Boaco, Hugo Barquero marchó ayer hasta las instalaciones del Consejo Supremo Electoral, para recodarle a los magistrados que “Boaco sigue en la lucha” desde que fue destituido el 22 de junio pasado, y luego sacado a golpes de la sede de la alcaldía, el 28 de junio del mismo mes.

Barquero se presentó a las instalaciones del CSE, en el reparto Las Palmas, de Managua, donde llegó con al menos 30 personas, simpatizantes, pobladores de Boaco y miembros del Movimiento Por Nicaragua que respaldan su lucha.

Aunque Barquero reconoce que no va persuadir a los magistrados de su error con esta protesta, manifestó que él y su gente van a estar viniendo periódicamente al CSE de Managua, porque los ciudadanos de Boaco no han olvidado que destituyeron a su alcalde.

Denuncia represalias
Edwin Ramón Bello López, uno de los boaqueños que participó de la manifestación, denunció que el cuatro de agosto pasado fue despedido de su trabajo en la alcaldía por haberse pronunciado a favor de Barquero.

Bello López era operador de limpieza y aún no le han pagado su liquidación. Según relató, la responsable de Recursos Humanos le explicó que lo despedían porque estaban recortando personal, pero luego se dio cuenta de que lo había reemplazado.

Manifestó que desde que lo expulsaron de Boaco, hace 54 días, ha estado trabajando en el reconocimiento en las comunidades, donde, según él, la gente lo recibe como alcalde, e incluso lo invitan a las inauguraciones de escuelas.

Barquero también relató que en algunas comunidades los ciudadanos que lo respaldan colocan tranques en los empalmes cuando saben que va a llegar una delegación de la alcaldía que asumió Juan Obando, antes vicealcalde de Barquero.

Anuncian concentración
Por otra parte, Barquero adelantó que en dos semanas tiene planificado realizar una concentración “multitudinaria” en Boaco para seguir en la lucha.

El ex alcalde fue notificado de su destitución el 22 de junio pasado, pero se mantuvo encerrado en el palacio municipal hasta el 28 del mismo mes, cuando fue sacado a la fuerza por policías antimotines.