•  |
  •  |
  • END

El bloqueo a la Ley de Conjueces en la Asamblea Nacional en 2008 fue parte de un “pacto” entre los entonces presidente y vicepresidente de la Corte Suprema de Justicia, CSJ, Manuel Martínez Sevilla (PLC) y Rafael Solís Cerda, (FSLN) respectivamente, según aseveró ayer el segundo vicepresidente de la Junta Directiva del Parlamento y diputado por la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, Carlos García Bonilla.

García recordó que en 2008 él y Alejandro Ruiz Jirón, también diputado de la ALN y actual tercer secretario, no eran miembros de la Junta Directiva, y por lo tanto, no pudieron haber votado a favor o en contra de que se pusiera en agenda de discusión y aprobación la Ley de los Conjueces.

En esa época, agregó, los miembros de la Junta Directiva de la Asamblea Nacional por la oposición eran Wilfredo Navarro Moreira y Oscar Moncada Reyes, en representación del Partido Liberal Constitucionalista, PLC; y Edgar Javier Vallejo Fernández y Luis Callejas Callejas, por la Bancada Democrática Nicaragüense, BDN, liderada por Eduardo Montealegre.

Ahora dicen que no fue presentada
García dijo que el dictamen de la Ley de Conjueces nunca fue presentada ante la Primera Secretaría, pese a que el documento mostrado por el presidente de la Comisión de Justicia del Parlamento, el liberal José Pallais Arana, muestra un sello de recibido el 29 de enero de 2008 a las 4:00 de la tarde.

García expresó que el pasado lunes 16 de agosto, se encontraba en la oficina del Primer Secretario Wilfredo Navarro, cuando éste recibió una llamada telefónica del magistrado liberal de la Corte Suprema de Justicia, Gabriel Rivera Zeledón.

Según García, Rivera le reclamó a Navarro el hecho de que la Ley de Conjueces no fue incluida ni en la “agenda base” y menos en el “orden del día” para aprobarse en el plenario lo más pronto posible.

Navarro: “No es culpa de nosotros”
Según García, “Navarro le respondió que esa no era culpa de ellos (los miembros opositores de la Junta Directiva), porque eso (bloquear la ley) fue un acuerdo entre Manuel Martínez y Payo Solís”.

Gabriel Rivera Zeledón es uno de los que firma el dictamen de la Ley de Conjueces, pues entonces era diputado ante la Asamblea Nacional por el Partido Liberal Constitucionalista y miembro de la Comisión de Justicia. Ese mismo año, 2008, Rivera fue nombrado magistrado ante el Poder Judicial.

EL NUEVO DIARIO intentó obtener una versión del magistrado liberal Manuel Martínez Sevilla, pero no contestó las llamadas a su teléfono personal.

¿Remisión urgente o lavada de cara?
Mientras tanto, de “manera urgente”, el presidente de la Comisión de Justicia, José Pallais Arana, remitió ayer a la Primera Secretaría el dictamen de ley para que se continúe con el proceso de formación.

“En vista de la necesidad urgente de desarrollar el artículo 163 de la Constitución Política de la República de Nicaragua, remito nuevamente a usted el Informe Dictamen aprobado en la Comisión que presido, y que me fuera devuelto supuestamente por haber sido consultado insuficientemente”, expresa Pallais en su carta de remisión, con fecha de ayer, al primer secretario Wilfredo Navarro.

En la misiva, Pallais considera que “la Comisión (de Justicia) ha ido más allá en su deber de consultar para mantener relaciones armónicas con el Poder Judicial, por lo que no existe ningún obstáculo para continuar deteniendo el proceso de formación de la ley…”.