•  |
  •  |
  • END

En una actitud poco respetuosa para las personas con capacidades diferentes en su Día Nacional, los diputados ante el Parlamento se dedicaron ayer a hablar por teléfono, a leer algún documento; “a navegar por Internet” o simplemente a conversar entre ellos, menos a escuchar las demandas del sector.

Mientras la señora Virginia Palacios Tapia, en representación del Centro de Formación Educativo-Cultural para personas ciegas, solicitaba en su discurso ante el plenario una partida presupuestaria de 500 mil córdobas para el centro, la mayoría de los legisladores realizaba actividades personales.

Pero no sólo eso, algunos diputados ni siquiera se quedaron a la sesión especial y se retiraron del hemiciclo parlamentario apenas concluyó el himno nacional con el que se dio inicio al evento de conmemoración del Día Nacional del Discapacitado. Durante el discurso de la señora Palacios Tapia, al menos, seis de los diputados presentes hablaban por teléfono celular; otros husmeaban en Internet, mientras los demás conversaban amenamente.

Se aprovecharon de sus discapacidades

Muy pocos pusieron atención a lo que decía la representante de los homenajeados que, obviamente, por su imposibilidad de ver a su audiencia no podía saber si le prestaban a atención a sus palabras.

Poco antes de finalizar su discurso, Palacios Tapia pidió a los diputados que se comprometieran a destinar más presupuesto para los programas de rehabilitación de las personas con capacidades diferentes y que, en una acción de compromiso, aplaudieran para poder corroborar su respaldo a esa iniciativa.

Demandan ley

Las personas con capacidades diferentes también demandaron de los legisladores la pronta aprobación de la reforma a la ley que regula los derechos y deberes de este sector, sobre todo lo referente a los beneficios.

David López Ordóñez, Presidente de la Federación Coordinadora Nicaragüense de Organismos por la Rehabilitación e Integración fue más sencillo en sus solicitud, pues únicamente pidió a los legisladores que para el próximo año, cuando conmemoren nuevamente el Día Nacional de los Discapacitados, habiliten las instalaciones del Parlamento con las modificaciones necesarias que faciliten el acceso a las personas con capacidades diferentes.