•  |
  •  |
  • END

La vocera de la Coordinadora Civil, CC, Luisa Molina Argüello, considera que el cobro de la cédula de identidad y la propuesta de aumentar el valor del pasaporte, demuestra que los diputados y los funcionarios públicos son personas insensibles, sin conciencia social, que no se dan cuenta que la gente se está muriendo de hambre, mucho menos que pueden pagar 35 dólares ó 300 córdobas por un documento que constitucionalmente lo tiene que facilitar el Estado, en el caso de la cédula.

Molina Argüello valora que hay más de un millón de jóvenes fuera de Nicaragua y sólo en este semestre salieron ilegalmente 6 mil muchachos de la región limítrofe de Río San Juan hacia Costa Rica, porque es más fácil pasarse sin tener que pagar altos costos por los documentos legales de identidad.

Los absurdos

También dijo que la gente más pobre es la que resulta afectada por los incrementos que aprueban los diputados y, absurdamente, los que tienen dinero y los mismos funcionarios públicos son “siempre” dispensados de pagar.

Para Molina, los diputados “no tienen la más mínima sensibilidad, ni la conciencia de la realidad que viven la mayoría de los nicaragüenses”.

“Muchos de ellos (los diputados) no creen que la mayoría de la gente se está muriendo de hambre, y que más del 60% de los nicaragüenses sólo tiene 20 córdobas para comer y esa es la misma gente que anda buscando como irse del país”, expresó.

Hacen todo lo contrario

La vocera de la CC considera que en vez de legislar a favor de proteger el poco ingreso que reciben los ciudadanos, hacen todo lo contrario aumentando la carestía de la vida.

Recomendó que se debe preocupar por cambiar la lógica de inversión en el Presupuesto General de la República, porque actualmente sólo viven preocupados por “obtener la libre para comprar un carro nuevo del año.

Arzobispo teme por inmigrantes
Ante el alza en el pago de aranceles por servicios migratorios, el Arzobispo de Managua, monseñor Leopoldo Brenes, llamó a la conciencia de los diputados para que reflexionen sobre el elevado precio que pretenden aprobar.

El arzobispo teme que se incremente el número de personas que opten por la vía ilegal para viajar a otros países en busca de trabajo, y más ahora, cuando escuchó la noticia de la masacre de 72 emigrantes en un rancho de San Fernando, México.

Monseñor Brenes también hizo un llamado a los diputados para que se acerquen a los departamentos que representan, para que vivan la realidad de los ciudadanos nicaragüenses, porque generalmente los legisladores se quedan viviendo en la capital sin conocer qué está pasando en las zonas rurales, donde hay más pobreza.

-------------------------------------------------------------------------

¿A dónde van las recaudaciones migratorias?
Ary Neil Pantoja

Los diputados ante la Asamblea Nacional desconocen el destino final del dinero recaudado vía aranceles por servicios prestados por la Dirección General de Migración y Extranjería, aunque el presidente de la Comisión Económica del Parlamento, Wálmaro Gutiérrez Mercado, aseguró que no se usa para “complementos salariales” de los funcionarios tanto de la institución, como del Ministerio de Gobernación.

Gutiérrez dijo que lo recaudado por Migración y Extranjería en concepto de cobros por servicios de nacionalización y residencia de extranjeros, visa a menores de edad, emisión de salvoconductos, prórroga de estadías e incluso emisión de pasaportes, pasa a la caja única de la Tesorería General de la República y, de ahí, se le devuelve a la institución vía presupuesto.

Pueden pedir explicaciones a Novoa

Sin embargo, el primer secretario del Poder Legislativo y miembro de la Comisión Económica, Wilfredo Navarro, no descartó la posibilidad de pedir la comparecencia de la directora de Migración y Extranjería, María Antonieta Novoa, para que explique el destino del dinero recaudado a través de los aranceles por servicios porque, según Navarro, no está claro en qué se utiliza el dinero.

Por su parte, ayer, los diputados Eduardo Montealegre y Carlos Langrand, miembros de la Comisión de Paz, Defensa, Gobernación y Derechos Humanos, que dictaminó la nueva Ley de Migración y Extranjería, pidieron al presidente de la misma, Maximino Rodríguez solicite “con carácter de urgencia” a Novoa, las tasas vigentes que cobra migración en concepto de elaboración de los pasaportes y el estudio que se realizó para determinar el incremento propuesto.