Leyla Jarquín
  •  |
  •  |
  • END

Más de cien desmovilizados del Ejército de Nicaragua provenientes del Norte del país, entrarán marchando esta mañana a la capital para exigirle al Gobierno del presidente Daniel Ortega el pago de sus pensiones.

El capitán en retiro, Francisco Escoto Centeno, confirmó que el objetivo es exigir la reivindicación de su derecho a una pensión digna, pues ese fue el compromiso que adquirió el Gobierno de Violeta Barrios de Chamorro. En ese sentido, explicó que la marcha no es una acción contra el presidente Ortega, si no que es una exigencia al Estado nicaragüense.

Los desmovilizados, en su mayoría campesinos, provienen del departamento de Matagalpa y cuando El Nuevo Diario se contactó con Escoto ayer, se encontraban en el kilómetro 61 de la Carretera Norte.

Con la entrada del Gobierno de Violeta Barrios de Chamorro se logró la desmovilización de la Resistencia Nicaragüense, la destrucción de armas en manos de fuerzas irregulares y la reducción del Ejército de Nicaragua, pasando de 80 mil hombres en armas a 12 mil.