•  |
  •  |
  • END

Gabriel Garmendia Gutiérrez, “Yahob”, denunció ayer que su hermano menor de nombre Jasiel fue golpeado por la Policía mientras se divertía en un bar de la ciudad de Yalí, Jinotega. “Responsabilizo a la Policía y al Ejército de lo que le pueda pasar a mi familia”, declaró durante una llamada telefónica a este diario.

“Fue una paliza, lo golpearon como animal, fue una acción de cobardía contra mi hermano menor”, el que según “Yahob” tenía año y medio cuando el Ejército mató a su padre durante la pasada guerra.

Hoy llega su esposa a la Policía
Garmendia Gutiérrez asegura que está armado en las montañas del Norte del país, sin embargo, la Policía y el Ejército lo identifican como un “delincuente”. Este fin de semana su esposa denunció que fue citada por la Policía jinotegana, donde comparecerá hoy.

Llamamos en varias ocasiones al celular del comisionado mayor Luis Alberto Pérez Olivas, jefe de la Policía de Jinotega, su número repicaba, respondía, pero inmediatamente después colgaba. No fue posible obtener su versión.

Fuertes presiones
“Estas acciones van a provocar más alzamientos”, dijo Garmendia Gutiérrez, refiriéndose a la citación de su esposa, quien aseguró desconocer dónde está su marido.

“Yahob” dijo que “está recibiendo presión de su familia para desarmarse, y no lo hará hasta que Daniel Ortega desista (de reelegirse). “He hecho todo lo posible por evitar confrontación, pero en un momento tendremos que reaccionar”. Dijo que no está dispuesto a desarmarse aun con todas las presiones que reciba, “estoy bien capacitado para estar en la montaña”

Más alzamientos
Según el contra, hay tres nuevos alzados en las montañas del Norte y se refiere a los comandantes “Rafael”, “Dientes de Lata” y “Donald”, que jefean pequeños grupos que igualmente han evitado chocar contra las tropas del Ejército que desee hace varias semanas los persiguen.

Varios ex contras y actuales opositores al gobierno se reunieron el sábado para apoyar a la esposa de Garmendia, y lo harán cuando visite las oficinas de la Policía en Jinotega. Durante el encuentro, los contras llamaron a los otros opositores a “luchar unidos para contrarrestar la dictadura que el orteguismo ha impuesto en Nicaragua”.

“Este hostigamiento de la Policía y del Ejército no es correcto, porque la familia no es culpable de que Garmendia haya retomado las armas en defensa de la democracia de este país”, declaró Mario Espinosa Herrera, mejor conocido como comandante “Pajarillo”.