•   MANAGUA  |
  •  |
  •  |
  • END

Aproximadamente 150 desmovilizados del Ejército de Nicaragua, provenientes de Matagalpa, entraron esta mañana a la capital rumbo a la Secretaría del partido de gobierno, para solicitar una audiencia con el presidente Daniel Ortega.

El objetivo, según explicó el capitán en retiro Ronald Zeledón, es exigir su derecho a pensión, pues desde que fueron desmovilizados hace 20 años y pese a haber cotizado por 11 y 12 años al INSS, no han recibido ninguna retribución.

Zeledón responsabilizó a los “gorilas” y “caimanes” que rodean al mandatario de no haberles permitido nunca comunicarse con este para hacer dicho reclamo y denunció que las estructuras del FSLN en el departamento de Matagalpa “se han cogido el mandado” y “han hecho fiesta con las políticas cristianas, socialistas y solidarias”.  El ex militar declaró que están seguros de que serán atendidos por Ortega, pues “él tiene un buen corazón”.

La semana pasada, cuando se encontraban en el kilómetro 61 de la Carretera Norte, El Nuevo Diario se comunicó con el también capitán en retiro, Francisco Escoto Centeno, quien aclaró que la marcha no es una acción contra el presidente Ortega, sino que es una exigencia al Estado nicaragüense.