•  |
  •  |
  • END

Sólo el magisterio nacional y los trabajadores de la salud recibirán este año un aumento salarial equivalente al 12 por ciento, mientras que los policías de línea únicamente serán beneficiados con un incremento equivalente el 6.5 por ciento; a su vez, los soldados del Ejército de Nicaragua recibirán un aumento del 36 por ciento.

El diputado del Frente Sandinista y vicepresidente de la Comisión Económica de la Asamblea Nacional, Wálmaro Gutiérrez, explicó detalladamente lo que se aprobó el día martes en materia de aumento salarial dentro del Presupuesto General de la República del año 2008.

Según Gutiérrez, los verdaderos beneficiados son los soldados del Ejército de Nicaragua, quienes recibirán el 36 por ciento de aumento “porque tenían congelados sus salarios desde hace más de tres años”.

Conforme con la explicación financiera de Gutiérrez, el famoso 12.5 por ciento de aumento establecido en el proyecto de presupuesto que presentó el gobierno, se refiere a la “masa salarial del Estado”, es decir, de todos los empleados públicos.

Gutiérrez señaló que una vez desglosado, ese porcentaje cambia en dependencia de la institución. “En el caso particular de la Policía Nacional, no es un 12 por ciento lo que se está aumentando, sino un 6.5 por ciento”, enfatizó.

Agregó que al resto de trabajadores del Estado les corresponde un incremento que va del nueve al 11 por ciento.

La diferencia
Gutiérrez explicó la diferencia entre la propuesta gubernamental y lo que realmente recibirán los trabajadores del Estado.

“Una cosa es la masa salarial, o sea, lo que se paga en el rubro salarios del sector público --que crece en 12.5 por ciento--, y otra cosa es lo que recibe cada institución; esto no significa que este incremento sea parejo para todos, porque hay unos que tienen mayor participación y otros que tienen menor participación; así que quienes salieron más beneficiados fueron el sector salud y el magisterio, con el 12 por ciento”, explicó.

Adicionalmente, ambos sectores tienen la promesa de otro incremento de entre el cuatro y el cinco por ciento real, a través de la reforma presupuestaria prevista para mayo próximo. “Siempre y cuando tengamos la posibilidad de liberar recursos de los Certificados Negociables de Inversión, Cenis”, dijo.

Gutiérrez recordó que la promesa de otro aumento es únicamente para estos dos sectores, y quedarán fuera la Policía y el Ejército.


El mito del 20 por ciento
Gutiérrez aprovechó para desmitificar el 20 por ciento propuesto por la oposición. Señaló que, aunque la masa salarial hubiese crecido en esa medida, el incremento salarial real para cada institución habría sido muy por debajo del 15 por ciento.

Además, acusó a los diputados de la oposición de nunca tener la intención de dar un aumento real a estos sectores. Según Gutiérrez, el diputado de la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, Eduardo Montealegre, no tenía la mínima intención de respaldar un incremento en el presupuesto de 2008.

Mostró una carta en la que Montealegre propuso un aumento del 20 por ciento, pero hasta después de la renegociación de la deuda pública interna, a través de una prórroga del pago de los Cenis. Con esa renegociación, según la carta de Montealegre, se lograría “liberar” 400 millones de córdobas.

La carta de Montealegre
La carta enviada por Montealegre al presidente de la Comisión Económica, Francisco Aguirre, está fechada el 29 de enero, y en ella adjuntó la propuesta para el aumento salarial a través de un nuevo artículo en la Ley de Presupuesto.

“Se aprueba un aumento de 400 millones de córdobas para salarios de maestros, enfermeras, miembros de la Policía Nacional y efectivos del Ejército de Nicaragua, siempre y cuando el Presidente de la República envíe una reforma a este presupuesto que contenga el detalle de dichos incrementos salariales y que serán financiados con el ahorro proveniente del refinanciamiento de los Bonos Bancarios”, dice la propuesta de Montealegre.

Por lo anterior, Gutiérrez llamó “mentiroso” a Montealegre, pues públicamente dijo que apoyaba un aumento salarial del 20 por ciento, pero realmente esperaba que ese aumento fuese después de aprobado el presupuesto 2008 y sujeto a una renegociación del pago de la deuda pública interna, no antes.

Según Gutiérrez, aún con los 400 millones de córdobas que se espera liberar, el aumento salarial para los cuatros sectores no superaría el 15 por ciento, por lo que una vez más dijo que la oposición vendió una ficción al prometer un aumento del 20 por ciento
para maestros, trabajadores de la salud, policías y soldados del Ejército.