• |
  • |
  • END

El vicepresidente de la República, Jaime Morales Carazo lamentó ayer que “alguien que no sabe cuestiones mínimas de cortesía” en la embajada de Estados Unidos le transmitió a su equipo que él no podría viajar al barco Iwo Jima acompañado por su escolta, el subcomisionado Francisco Bravo.

Morales Carazo había sido invitado a visitar esta nave por el embajador Roberto Callahan, a quien considera su amigo, pero que después del incidente suspendió el viaje y le envió una carta en la que le explica por qué no lo acompañaría.

Todos los barcos hospitales norteamericanos que han visitado Nicaragua desde tiempos en que Paul Trivelli era el embajador de los Estados Unidos han sido visitados por Morales Carazo acompañados de varios de sus escoltas que pertenecen a la seguridad personal de la Policía Nacional.

Viajaría en helicóptero de la armaAda de EU

Aclaró el vicemandatario que su visita al barco –anclado en el Caribe- fue coordinada entre el Protocolo de la Vicepresidencia y el de la embajada americana, ya que Morales Carazo se encontraba concluyendo una visita de trabajo por Estados Unidos y México y antes de retornar a Managua “confirmé el pasado jueves que sí iba a asistir”.

“La visita iba a ser en helicóptero (de la armada norteamericana que porta el barco hospital) de Managua a El Rama donde se iban a inaugurar unos servicios médicos con cooperación norteamericana y después dirigirse al barco”, dijo.

Primero sí, después no

Dice que cuando se estaban haciendo las coordinaciones la embajada solicitó el número de personas que iba a acompañar a Morales Carazo y “por austeridad dije que solamente iba ir una persona, el jefe de la seguridad personal y dijeron que sí, después salieron diciendo que no y que tenía que ir solo”.

“El embajador (Callahan) seguramente no tiene ni la menor idea de lo que pasó porque son disparates y errores y falta de cortesía de algunos funcionarios”, dijo Morales Carazo, quien confió a END al decir que cuando la persona de protocolo de la embajada le dijo que tenía que ir solo “que bárbaro porque siendo yo vicepresidente de la República en mi país lo mínimo es andar con dos o tres custodios”.

Incidente no afecta relaciones

Confió en que el incidente no afectará las relaciones cordiales con la embajada ni mucho menos las amistosas de orden personal que tiene con el señor Callahan.

Descartó que quienes provocaron el incidente haya sido el personal de protocolo y seguridad del barco hospital “pues al contrario, ellos son los más cordiales, cuando las visito, y yo me he hecho amigo de los dos capitanes del otro barco (que también ha visitado Nicaragua en misiones humanitarias).