•  |
  •  |
  • END

La discusión y aprobación de la Ley de Igualdad de Derechos y Oportunidades convirtió ayer el hemiciclo de sesiones del Parlamento en un verdadero campo de batalla entre el diputado del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, Carlos Gadea, y sus correligionarias, María Dolores Alemán y Ana Julia Balladares.

Gadea se opuso rotundamente a la ley argumentando que “deja abierta una ventana al matrimonio entre personas del mismo sexo, promueve la homosexualidad y el lesbianismo, pretende legalizar la prostitución y alienta el aborto”.

Lo mandan a callar y le dicen “troglodita”

Ante semejantes señalamientos, la presidenta de la Comisión de la Mujer de la Asamblea Nacional, Ana Julia Balladares, reaccionó molesta y mandó callar a Gadea. La diputada del PLC, María Dolores Alemán, fue más fuerte en sus ataques al punto que llamó “troglodita y cavernícola” a Gadea, lo que finalmente provocó que el legislador se “desconectara” de la pizarra electrónica de asistencia, no así físicamente del hemiciclo.

En sus ataques a la ley, Gadea dijo que también se pretende permitir la injerencia de políticas extranjeras en los asuntos familiares de los nicaragüenses. Según Gadea, la nueva legislación pretende cambiar las costumbres de los campesinos en torno a la reproducción y crianza de sus hijos, bajo la premisa de “introducir modelos de salud interculturales”.

“Los países ricos no quieren que nazcan más pobres”, dijo Gadea en relación a la frase anterior que se aprobó en uno de los artículos de la ley.

Catolicismo
debe legislar
La posición extrema de Gadea llegó a tal punto de considerarse una especie de “mecías legislativo” al decir que “yo estoy aquí (en el Parlamento) porque Dios me puso aquí”. “En Nicaragua, más del 90 de la población es católica, entonces, aquí (en la Asamblea Nacional) deberían estar legislando los católicos”, agregó.

Al cuestionarlo en torno a la laicidad del Estado, Gadea respondió que fue lo peor que pudo haber hecho José Santos Zelaya, principal precursor del liberalismo en Nicaragua.

Rechazan moción
A tono con Gadea, el diputado de la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, Adolfo Martínez Cole, presentó una moción para un nuevo artículo en el que se dejara establecido claramente que la Ley de Igualdad de Derechos y Oportunidades no permite el matrimonio en personas del mismo sexo, moción que fue rechazada por considerarla inapropiada.

Finalmente y después de ocho años y varias modificaciones del dictamen original, la ley quedó aprobada por una mayoría que osciló entre los 60 y los 67 votos. A Gadea no le quedó más remedio que tragarse sus palabras y salir del recinto parlamentario derrotado.