• |
  • |
  • END

Ante un contexto de confusión política y polémica jurídica, el obispo de Estelí y vicepresidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, monseñor Juan Abelardo Mata, considera que la actual situación es producto del “capricho personal de un presidente”, que está enrumbando a Nicaragua a un “fracaso como Nación”, manifestó en declaraciones ofrecidas al Canal 2.

Al hacer referencia a la polémica del artículo transitorio 201 -que los orteguistas insisten en revivir para mantener en sus cargos a 25 funcionarios que se les venció el periodo-, monseñor Mata dijo que es inconcebible que quienes representan al pueblo irrespeten la Constitución Política.

“Es una pena que haya llegado hasta este punto sólo para justificar posiciones particulares o caprichos personales, porque verdaderamente es un capricho que se ha propuesto a toda costa y “por mil pistolas”, hace lo que quiere y busca una manera de justificarse con el cuerpo jurídico, manoseando lo más sagrado que es la Constitución”, dijo monseñor Mata en alusión al presidente Daniel Ortega.

Diputados “precarios de pensamiento”

El obispo de Estelí también se preguntó por qué hay tanta “precariedad de pensamiento” de parte de los diputados de la Asamblea Nacional, que siendo opositores no pueden evitar las arbitrariedades del gobierno orteguista.

“Se ve que se acodan, gritan, pero cuando se trata de poner las cosas en su lugar, no ponen la cara y se retiran, es un negocio horrible en el que se han metido y están destruyendo lo más sagrado que tiene la caridad, como es justamente el quehacer político”, dijo el obispo Juan Abelardo Mata.